Revista XXIV No. 2 de 2017

La escuela, un vehículo para la apropiación social del conocimiento

La escuela, un vehículo para la apropiación social del conocimiento

Autores

Gloria Escobar araneida542@yahoo.com.mx

Mónica García biomoni01@gmail.com


La articulación entre el conocimiento científico, tecnológico y la sociedad en general es un tema que en la actualidad convoca los intereses de un gran número de personas bajo la denominación de Apropiación Social de la Ciencia, la Tecnología y la Innovación (en adelante CTeI), de manera que cada vez son más las instituciones que destinan sus recursos para propiciar el acercamiento de la población en general a los desarrollos en ciencia y tecnología; principalmente con la intención de mejorar las percepciones y aumentar los orgullos de los ciudadanos frente a los avances que tiene el país en estos ámbitos.

En Colombia, este ejercicio se hace más relevante cuando se observan los resultados de los estudios elaborados por el Observatorio Colombiano de Ciencia y Tecnología (2009) y el Departamento Administrativo de Ciencia, Tecnología e Innovación COLCIENCIAS (2005), en los que se plantean la necesidad de transformar los imaginarios sobre una relación directa entre la ignorancia que tienen los ciudadanos frente a lo que se hace y lo que presentan los medios de comunicación, sino que se muestra una imagen deteriorada y precaria de nosotros mismos, de nuestras capacidades y de nuestras posibilidades en el ámbito de la Apropiación de la CTeI. Elementos que a su vez traen como consecuencia, por ejemplo, que para nuestros niños y jóvenes la idea de poderse realizar como científico sea prácticamente desconocida.

Con el propósito de aportar en la proyección de un país diferente, con posibilidades de realización para sus ciudadanos (superando la visión de consumo), y orgulloso de su diversidad cultural y biológica; en el presente escrito se plantea una reflexión sobre el lugar y las posibilidades de las Instituciones Educativas Escolares en el proceso de la Apropiación de la CTeI, tomando como punto de partida la experiencia que ha tenido la Escuela Pedagógica Experimental (EPE) en torno al reconocimiento de nuestros saberes ancestrales, populares, científicos y tecnológicos. Para comenzar se hace relevante abordar preguntas como: ¿Qué significa apropiación, y cuál es su diferencia con otros términos como divulgación o comunicación?, ¿Por qué es importante la Apropiación Social de la CTeI?, y ¿Cuál es la situación de las instituciones escolares en este ámbito? Estas y otras cuestiones serán discutidas a lo largo del texto.

¿Qué es Apropiación Social del Conocimiento?

La articulación entre el conocimiento científico, tecnológico y la sociedad en general ha recibido diferentes denominaciones dependiendo de la comunidad que orienta las estrategias, aun cuando todas ellas comparten la pretensión de estimular la creación y consolidación de espacios para la comprensión, reflexión y debate de soluciones a problemas sociales, políticos, culturales y económicos en los cuales la generación y uso de conocimiento científico y tecnológico juegan un papel preponderante (Lozano y Sánchez, 2006:1). En la literatura la podemos encontrar como: Apropiación Social del Conocimiento “ASC”, Apropiación Social del Conocimiento, la Tecnología y la Innovación “ASCTI”, Comunicación de la Ciencia o Comunicación Pública de la Ciencia y la Tecnología, y/o Popularización de la Ciencia y la Tecnología.

El término “Popularización de la Ciencia y la Tecnología”, ha sido ampliamente usado en Latinoamérica y consolidado a partir de numerosos encuentros multi-regionales en los que se han expuestos las políticas y estrategias de diferentes países para propiciar la ASC. Según Mónica Lozano, se ha usado este término por dos consideraciones fundamentalmente: por un lado, es uno de los términos de más amplia utilización en la región (la creación de la Red de la Popularización de la Ciencia y la Tecnología para América Latina y el Caribe, Red Pop, en 1990 contribuyó a unificar el concepto), y por otro, porque es el concepto utilizado en los proyectos y programas realizados por el Convenio Andrés Bello desde la década de los ochenta (Lozano, 2005:19). Así mismo, Julián Betancourt Mellizo (2001) menciona su preferencia por utilizar el término “popularización”, en lugar de usar “comunicación” o “divulgación” de la ciencia debido esencialmente a:

1. Existen diversas formas de comunicar el conocimiento científico y tecnológico; y la popularización es solo un tipo más de comunicación. También existen otras formas de comunicar, como: la comunicación intracientífica, intercientífica y pedagógica.

2. La divulgación aunque comparte con la popularización la idea de estar dirigida a un amplio auditorio, solo se dedica a informar sobre algún tema sin necesidad de buscar una comprensión y aplicación del mismo para tomar decisiones.

Con base en esta información se podría decir que las enciclopedias, las conferencias y las exposiciones convencionales en los museos han sido estrategias de divulgación de la ciencia más que de popularización de la misma. En el artículo se opta por utilizar el término de Apropiación Social del Conocimiento, la Tecnología y la Innovación, y no el de “popularización”, debido a dos razones. Primero, porque de acuerdo con Sandra Daza (en Observatorio Colombiano de Ciencia y Tecnología, 2009:67) la apropiación significa “hacer algo suyo”, expresión que involucra encontrar que el conocimiento es útil para las personas en la toma de decisiones sobre su vida diaria, es decir implica una participación directa en la generación de conocimiento. Y, Segundo, porque la política científica y tecnológica promovida por nuestro país toma esta aserción para justificar sus estrategias a nivel nacional para lograr una mejor apropiación social del conocimiento científico y tecnológico. La idea no es negar la historia que tiene el término popularización de la ciencia sino plantear el uso de “apropiación social” como término adecuado para la búsqueda concreta de una cultura científica.

En la Escuela Pedagógica Experimental (EPE) se ha venido adelantando un trabajo de sistematización sobre la historia de la Apropiación Social del Conocimiento tanto a nivel nacional como internacional, encontrándose que este es un campo de trabajo enriquecedor para una sociedad que pretende consolidarse desde sus riquezas en cuanto al desarrollo y valoración de sus conocimientos ancestrales, científicos, entre otros. Además que las estrategias que se han venido construyendo para lograrlo han sido diversas.

Cuál es el lugar de las Instituciones Educativas Escolares en el proceso de ASC

Uno de los aspectos que más ha llamado la atención en la búsqueda de trabajos que anteceden la Política Nacional de la Apropiación Social de la Ciencia, la Tecnología y la Innovación (ASCTeI), es que las instituciones que convencionalmente han trabajado en este campo han sido universidades, instituciones estatales no escolares, institutos de investigación en ciencias, y ONGs, entre otros; a través, principalmente, de eventos como conversatorios o ferias en los que convocan a diferentes comunidades a participar. Por tanto, hasta el momento, a nivel nacional e internacional, no se han encontrado registros de experiencias que demuestren iniciativas por parte de Instituciones Educativas Escolares (Escuelas o colegios, públicos o privados) para acercar a su comunidad educativa al proceso de ASCTeI a través de estrategias que sean lideradas por estas directamente.

Es en este punto, donde el trabajo realizado por la Escuela Pedagógica Experimental (EPE) toma relevancia. En primer lugar porque desde su práctica pedagógica cuestiona la mirada que se tiene frente a lo que es conocimiento, visto este desde la escuela usual como un catálogo o colección de aseveraciones inspiradas en los resultados de la actividad científica, normalmente seleccionados y simplificados para banalizar y posibilitar la comprensión. En segundo lugar, porque resalta el conocimiento que es producido de forma contextual, de acuerdo a problemáticas que son particulares de su comunidad, local o regional, y de su país; en contraste con aquellas instituciones escolares en las que quienes aparecen como protagonistas son personajes europeos y algunos norteamericanos con informaciones provenientes de las realidades encontradas en otros países. Y, finalmente, porque se mantiene en una permanente búsqueda de estrategias para que los estudiantes encuentren en la ciencia y la tecnología una posibilidad de vida, valorando así mismo la interlocución entre diferentes saberes.

Al respecto, es importante tener en cuenta que el escenario escolar puede brindar un gran aporte en la transformación de la percepción que tienen los niños y jóvenes sobre la ciencia que se hace en el país, apartándolos poco a poco de la idea que se tiene tan arraigada sobre la exclusividad del conocimiento, la ciencia, la tecnología y los inventos hacia otras sociedades.

Estrategias de la Escuela Pedagógica Experimental en ASC

Como bien lo menciona Fernando Chaparro (2000), “todas las sociedades humanas siempre han generado conocimientos sobre su entorno y sobre su realidad física y social”; es por esto, que se ha logrado llevar la visión de conocimiento más allá del saber científico a relacionarlo con otros tipos de saberes, por ejemplo, el construido por culturas ancestrales sobre la base de sus experiencias particulares con el entorno. En la EPE la intención es reconocer algunas formas de conocimiento y valorarlas de la misma manera como se resalta el actuar científico, pues existe un pleno convencimiento de que el proceso de construcción de conocimiento promueve el desarrollo en las sociedades cuando existe el diálogo entre los saberes, es decir, cuando existen múltiples perspectivas de interpretación sobre las realidades físicas y sociales de un país. A continuación, se describen algunas de las estrategias que se han consolidado en la institución dentro de la propuesta de la Apropiación Social del Conocimiento.

I. Lectura de artículos científicos y de divulgación sobre la vida y obra de científicos colombianos

Aunque los artículos científicos y de divulgación de la ciencia son una forma de comunicación del conocimiento (Betancourt, 2010) y no de apropiación; en la Escuela abordar estos textos escritos desde una dinámica de debate y conversación al interior de las clases, permite enriquecer la mirada de los maestros y los estudiantes en torno a la ciencia y la tecnología, y por tanto transformar la estrategia de divulgación en una manera de apropiación. Como lo menciona Rátiva y otros (2011) los foros y debates pueden hacer parte de las iniciativas que propician la reflexión crítica, la participación y construcción del conocimiento.

En la Escuela la lectura de artículos científicos y de divulgación no ha sido tarea de un área en particular, por lo que maestros con diferentes formaciones académicas han optado por crear espacios en sus clases para abrir el debate sobre el impacto de los resultados científicos y tecnológicos en nuestra sociedad. En varios momentos, dichas conversaciones han ocasionado la urgencia de lograr una comunicación directa con los científicos y especialistas de tal forma que la apertura de la actividad enriquece cada vez más la discusión, y emerge a su vez una transformación en la concepción de ciencia y construcción del conocimiento.

Algunos ejemplos de esta dinámica de trabajo son las lecturas de artículos de revistas como el Periódico UN de la Universidad Nacional, la revista Innovación y Ciencia, revista Museolúdica o revista Arcadia; que apoyan las discusiones de las clases de química, biología, física, literatura, entre otras.

II. Participación en Expociencias y Ferias de Exposición en Ciencias y Tecnología

Según Mónica Lozano (2005) una de las estrategias más exitosa en el país para acercar a la comunidad escolar a la dinámica de Apropiación Social del Conocimiento es la construcción de eventos como Expociencias Expotecnología (organizado por la Asociación Colombiana para el Avance de la Ciencias-ACAC) en el cual, un gran número de instituciones educativas tienen la oportunidad de exaltar el trabajo de sus estudiantes a partir de la dinámica de aprendizaje por proyectos. Además, en esta feria se presenta la posibilidad de que los sectores: empresarial, académico, educativo, científi­co y tecnológico, intercambien experiencias y desarrollos que contribuyan no solo al crecimiento del país sino a la transformación de la imagen de ciencia y tecnología que tienen los colombianos (Colciencias, 2005).

En la Escuela, los estudiantes han asistido a ferias como Expociencias desde el año 1985, encuentros intercolegiados, ferias universitarias, y hasta ha hecho parte del comité de selección y evaluación de proyectos, así como también se ha encargado de la realización de talleres y conferencias académicas en el ámbito de la educación.

III. Encuentros con especialistas no científicos

Volver los ojos a la tecnología y saberes no científicos es también una manera urgente para la construcción de nosotros mismos en cuanto individuos multi-étnicos, con orígenes diversos y con posibilidades de realización. Es pues una necesidad para la elaboración de la identidad nacional. En nada contribuimos a ello afirmando nuestra diversidad pero desconociendo las comunidades de las cuales descendemos, sus costumbres, sus saberes, sus soluciones a los múltiples problemas que tienen que superar para sobrevivir.

Estudiar los conocimientos, artefactos y procesos de nuestras comunidades ancestrales no solamente nos dice mucho con respecto a las capacidades, ingenio y creatividad de nuestros ancestros, sino que nos recalca que el conocimiento no es único y absoluto, que frente a un mismo problema pueden existir alternativas de solución diversas, y que las formas de explicación son inventos afortunados que funcionan. Todo esto es aún más importante, cuando tomamos en cuenta que en las instituciones educativas del país, a nivel escolar, son muy pocas las estrategias que se han propuesto para promover la Apropiación Social del Conocimiento.

Al respecto, en la Escuela se han constituido prácticas de conversación y dinámicas de elaboración de proyectos en los que la participación de personas no científicas han sido esenciales para acercarnos a la solución de los problemas. Dentro de las acciones que hemos realizado en ese sentido se pueden mencionar las siguientes:

- El señor encargado de la jardinería en la Escuela y del mantenimiento de la huerta (Don Alberto) se ha convertido en un apoyo fundamental al compartir su experiencia en el desarrollo de los proyectos relacionados con su campo de conocimiento.

- Una campesina del sector (la Señora Ligia), que apoya uno de los proyectos de economía azul, ha compartido sus saberes sobre tejidos y el proceso de hilado y teñido de la lana con los estudiantes y la profesora titular.

- Un Indígena de la comunidad Tucano (Antonio Guzmán) compartió con nosotros cuatro años sus experiencias de vida y su cosmología.

IV. Conferencias en la Epe y fuera de ésta

También, se han llevado a cabo cuatro tipos de estrategias que tienen que ver con el ítem de conferencias: a) Por un lado se han organizado eventos donde se invitan a científicos colombianos para que divulguen sus trabajos, este es el caso de Carmenza Duque, Marta Lucia Guardiola, José García, entre otros; b) Otra estrategia ha sido que dentro del marco de una problemática desarrollada en el aula de clase, los profesores contactan a especialistas en dicho campo para enriquecer la fundamentación teórica y crítica del tema abordado, en este caso se pueden mencionar a científicos como Jorge Reynolds; c) también se ha asistido a conferencias que organiza la Asociación Colombiana para el Avance de la Ciencia ACAC dentro del evento denominado “Encuentro con el Futuro”; y d) Otra forma de acercarnos al trabajo de científicos colombianos, pero que es más esporádica, es cuando nos enteramos de algún evento que se puede relacionar con el trabajo que estamos llevando a cabo en ese momento, este es el caso de una exposición sobre arañas que se presentó en el Jardín Botánico hace algunos años, allí fuimos con estudiantes de primaria que pertenecían al proyecto “animales del bosque”.

V. Asesorías de las universidades y otras instituciones

Estos encuentros se han presentado como resultado de la necesidad de profundizar en el conocimiento de las problemáticas abordadas a partir de la asesoría de personas especializadas en un campo de conocimiento específico. Se pueden citar las siguientes experiencias:

- El trabajo que realizó una profesora de ciencias (Adela Molina) sobre “El espectro de luz de las llamas producidas por la interacción de diferentes sustancias”, este trabajo fue asesorado por la Universidad Nacional de Colombia y la Universidad Distrital FJdeC (1995).

- La “Identificación taxonómica de especies vegetales” con asesoría de dos especialistas del Jardín Botánico José Celestino Mutis, que llevó a varios estudiantes del nivel 11 (noveno grado) a participar en el concurso de herbarios virtuales organizado por “Colombiaaprende” (2009-2010).

- El trabajo desarrollado durante el año 2012 con la Universidad Militar para realizar el levantamiento topográfico de la institución con el fin de aportar al proyecto de recolección de aguas lluvias en el espacio formativo “Economía Azul”. El proyecto “La biotecnología en el cultivo de hongos y bacterias” fue apoyado por la Universidad Pedagógica Nacional en el año 2012.

VI. Entrevistas con científicos

Hace 4 años aproximadamente iniciamos un trabajo minucioso sobre la Apropiación Social del Conocimiento, es decir, empezamos a construir un estado del arte sobre el tema con el fin de documentar un proyecto de investigación en este campo. Para poder captar la mayor cantidad de información posible sobre el tema, hicimos partícipes de nuestro trabajo a estudiantes del ultimo grado escolar de bachillerato (grado once) para que trabajaran como monitores de investigación, ellos realizaron un inventario inicial de los grupos de investigación que existen en algunas universidades e instituciones cuyo trabajo podría estar relacionado con el estudio de especies nativas. Después, con dos de estos estudiantes, entrevistamos a dos científicos colombianos, José García (Físico e Investigador) y Eduardo Posada (Director de la ACAC). Este trabajo permitió acercar a estudiantes de colegio con científicos que les ayudaron a cambiar su percepción sobre ciencia y el científico en general, y en particular en Colombia ya que, como ellos lo decían, pudieron “tener contacto con personas que tienen patentes sobre sus trabajos, con personas sencillas y personas que logran incidir en la vida cotidiana de ciertas comunidades colombianas”.

A manera de conclusión

Es relevante resaltar el papel de la escuela en el proceso de Apropiación Social del Conocimiento, primero porque la escuela es el nivel educativo garantizado para toda la población, sin importar el estrato social, segundo porque es urgente y necesario cambiar la imagen de país en la población escolar y tercero porque la escuela debe comprometerse con el conocimiento de la actualidad científica y cultural de nuestro país. Por lo tanto tendríamos que preguntarnos sobre qué se está haciendo en este campo.

Por otro lado, es importante que la gente, en particular la comunidad escolar, comprenda que la ciencia si incide en nuestra vida diaria, que las producciones de los científicos está más cerca de nuestras vidas de lo que podemos pensar, y, que a través de su desarrollo se toman decisiones en nuestro país.

Finalmente, ya que en la Escuela lo que más resaltan los estudiantes es el agrado por descubrir que los científicos son seres humanos como cualquiera de nosotros por lo que se sienten motivados para seguir aprendiendo sobre ellos y sobre lo que hacen en nuestro país; ésta experiencia se puede constituir en una invitación para que los maestros vayan más allá de las prácticas cotidianas de aula y vean la investigación como una posibilidad para construir conocimiento con sus estudiantes y para ellos mismos como profesionales en ejercicio. Los profesores tenemos mucho por aprender y por hacer, y son diversas las fuentes de información sobre el tema por lo que no hay excusa para no salir de los muros de la institución.

Bibliografía

BETANCOURT, Julián (2001). La formación del divulgador científico. En: Revista Museolúdica N.5. 2001. También en la página web http://www.cienciayjuego.com/jhome/index.php/numerosanteriores/202-la-popularizacion-de-la-ciencia-y-la-formacion-del-ciudadano consultada el Lunes 3 de Mayo de 2010.

________ (2010). La popularización de la ciencia y la formación del ciudadano. En: Revista Museolúdica N.14-15. 2004. Recuperado Lunes, 03 de mayo de 2010. http://www.cienciayjuego.com/jhome/index.php/numerosanteriores/202-la-popularizacion-de-la-ciencia-y-la-formacion-del-ciudadano

________ (2010). Popularización de la ciencia y la tecnología: datos latinoamericanos de museos interactivos y centros de ciencia y tecnología. En: Revista Museolúdica N.8. 2002. Recuperado Lunes, 03 de mayo de 2010. http://www.cienciayjuego.com/jhome/index.php/numerosanteriores/202-la-popularizacion-de-la-ciencia-y-la-formacion-del-ciudadano

________ (2010). La Popularización de la Ciencia y la Tecnología. Retos para el siglo XXI. En: Revista Museolúdica N.13. 2004. Recuperado Lunes, 03 de mayo de 2010. http://www.cienciayjuego.com/jhome/index.php/numerosanteriores/202-la-popularizacion-de-la-ciencia-y-la-formacion-del-ciudadano

CHAPARRO, Fernando (2000). Conocimiento, aprendizaje y capital social como motor de desarrollo. Rev. Ciencia da Informacao, Jan/Apr, 2001, vol. 30. No 1, p19-31, Brasil.

COLCIENCIAS (2010). Estrategia nacional de apropiación social de la ciencia, la tecnología y la innovación ASCTI. Bogotá (Colombia): Departamento Administrativo de Ciencia, Tecnología e Innovación.

______ (2005). La percepción que tienen los colombianos sobre la ciencia y la tecnología. Bogotá (Colombia): Panamericana formas e impresos S.A.

LOZANO, Mónica, y SANCHEZ MORA, Carmen (2006). Evaluando la Comunicación de la ciencia: una perspectiva latinoamericana. Memorias de las Jornadas Iberoamericanas sobre Criterios de Evaluación de la Comunicación de la Ciencia, realizadas en Cartagena de Indias, Colombia, del 14 al 17 de Noviembre de 2006. http://ocyt.org.co/html/archivosProyectos/Capitulo_Daza.pdf

LOZANO, Mónica (2005). Programas y experiencias en popularización de la ciencia y la tecnología, panorámica desde los países del Convenio Andrés Bello. Bogotá (Colombia): Convenio Andrés Bello.

OBSERVATORIO COLOMBIANO DE CIENCIA Y TECNOLOGÍA (2009). Percepciones sobre la ciencia y la tecnología en Bogotá. Bogotá (Colombia): Observatorio Colombiano de Ciencia y Tecnología.

SECRETARIA DISTRITAL DE DESARROLLO ECONÓMICO (2013). Política distrital de ciencia, tecnología e innovación 2013-2038: Bogotá innovadora. Bogotá (Colombia): Alcaldía Mayor de Bogotá.

SEGURA, Dino (2002). Información y conocimiento una diferencia enriquecedora. En: Museolúdica. Una publicación del museo de la ciencia y el juego. Bogotá (Colombia): Universidad Nacional de Colombia.

VILLAVECES, J.L., (2002). Cultura científica: factor de supervivencia nacional. En: Innovación y ciencia. Vol X, No 3 y 4 Bogotá: ACAC.

Compartir