Revista XXVI No. 2 de 2018

¡Más equidad de género, mejor ciencia!

¡Más equidad de género, mejor ciencia!

Por: Angela S. Camacho B. Dr.rer.nat., Universidad de los Andes, acamacho@uniandes.edu.co

Miembro de la Asociación Colombiana para el Avance de la Ciencia

Perspectiva de Género en la Política de Ciencia y Tecnología

Resumen

En Colombia la inclusión de la mujer en el sistema de ciencia y tecnología hasta ahora se ha limitado a mostrar que se cumple, aunque de manera muy tímida, con los compromisos promovidos por organismos internacionales como la OEA, la OCDE y la UNESCO, pero un tratamiento serio del tema a partir de políticas específicas que permitan a las científicas desarrollar una carrera en igualdad de condiciones con sus compañeros hombres, no se ha abordado. La igualdad entre hombres y mujeres es una cuestión de derechos humanos y una condición para lograr la justicia social, el desarrollo y la paz.

 

¿Qué es política de ciencia y tecnología con perspectiva de género?

 

La perspectiva de género evidencia las diferencias en el acceso a servicios, recursos y oportunidades entre hombres y mujeres, en este caso en el ámbito científico. La igualdad de género está en el centro mismo de los derechos humanos y los valores de las Naciones Unidas. Es un principio fundamental de la Carta de las Naciones Unidas, aprobada por los dirigentes del mundo en 1945.

En todas las políticas es necesario analizar tanto la situación de las mujeres como la de los hombres para tener una visión completa de la realidad.

En este artículo se presentan algunas reflexiones sobre la importancia de incluir la perspectiva de género en la política de ciencia y tecnología con la finalidad de contribuir a políticas públicas que garanticen las acciones,  recursos y oportunidades necesarias para que tanto mujeres como hombres  puedan desarrollar su vocación científica con los más altos estándares de alta calidad en condiciones de equidad.

Desde las políticas públicas que abordan aspectos culturales, sociales y económicos hasta las políticas de ciencia y tecnología deben orientarse con la perspectiva de género y en el ámbito científico las mujeres están muy desprotegidas. En Colombia no tenemos una política nacional de género en ciencia y tecnología; según la OEA 15 países de la región ya la tienen.

 

La política de género y la política de ciencia y tecnología en Colombia

 

La política de género en Colombia se manifiesta por primera vez en 1981 con la creación de la ley 51 de 1981: “Eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer”, como una respuesta a los pactos internacionales de derechos humanos de acuerdo con los compromisos adquiridos en la conferencia de Copenhague de 1980. La misión de ciencia y tecnología creada por el presidente Gaviria en 1988 se ocupó de temas de desarrollo económico del país ajustado a programas de educación y equidad de género, como estrategia de participación, para fortalecer la capacidad científica del país.

Desde 1990 hasta 2009 se aprobaron varias leyes sobre investigación y ciencia, todas ellas sin alusión alguna a género. La ley 29 de 1990 “Por la cual se dictan disposiciones para el fomento de la investigación científica y el desarrollo tecnológico del país”, pretende dar al estado el protagonismo para facilitar la promoción de generación de conocimiento científico y tecnológico. Se limita a garantizar de manera general que el gobierno de turno tuviera que incorporar la promoción de proyectos de ciencia y tecnología en los planes de desarrollo económico del país. El resultado fue el Sistema Nacional de Ciencia y Tecnología, lo cual es, ciertamente, un paso importante hacia el impulso de la ciencia como pilar fundamental del desarrollo del país. En 2009 con la ley 1286 se intenta, de nuevo, fortalecer el Sistema Nacional de Ciencia y Tecnología y a Colciencias para lograr un modelo productivo sustentado en la ciencia, la tecnología y la innovación, para darle valor agregado a los productos y servicios de nuestra economía y propiciar el desarrollo productivo y una nueva industria nacional. Además, transforma el Instituto Colombiano para el Desarrollo de la Ciencia y la Tecnología "Francisco José de Caldas" -Colciencias-, en el Departamento Administrativo de Ciencia, Tecnología e Innovación que se denominará Colciencias y el Sistema Nacional de Ciencia y Tecnología en Sistema Nacional de Ciencia Tecnología e Innovación. También dentro de esa ley se vigoriza el Fondo Nacional para la Financiación de la Ciencia, la Tecnología y la Innovación ordenando destinar una partida importante del Fondo de regalías para el financiamiento de proyecto regionales con la participación de entes territoriales.

Entonces, ¿cuáles son las políticas de género que incluyen a la mujer en el Sistema de Ciencia y Tecnología? ¿Qué estrategias ha desarrollado el Estado colombiano para lograr esta inclusión?

La ley 1286 de 2009 introduce un texto en pro de una política de género más incluyente en su artículo 177, donde se indica que el gobierno nacional adoptará una política pública de equidad de género para garantizar los derechos humanos integrales e interdependientes de las mujeres y la igualdad de género.

 

El panorama actual en políticas de ciencia y tecnología

 

Una de las debilidades más grandes en la política de ciencia y tecnología es el insuficiente recurso humano en general. Usando los datos publicados por el Observatorio Colombiano de Ciencia y Tecnología OCyT en 2017, se pueden analizar las debilidades de la política de ciencia y tecnología, también, en cuanto a perspectiva de género.

El número total de investigadores de ambos sexos en el Sistema de Ciencia y tecnología hoy es apenas de 13.000. Los datos de doctores graduados en Colombia entre 2012 y 2015 solamente muestran a 1208 hombres y 685 mujeres (Ver Tabla 1). Por otro lado, el sistema educativo colombiano comienza a promover las competencias científicas que son indispensables para hacer investigación y para generar el interés y la motivación por la carrera científica. Aunque no existen lineamientos claros y estratégicos para incorporar mujeres en el sistema nacional de ciencia y tecnología.

Tabla 1. Doctores graduados en Colombia y su desagregación por sexo. (OCyT, 2017)

El apoyo para la formación en Colombia de doctores y magísteres con becas nacionales y colaboración internacional para otorgamiento de becas internacionales en áreas específicas es muy importante para superar el déficit de científicos, teniendo en cuenta en la adjudicación de becas una política de segregación positiva para las mujeres. Sin embargo, este esfuerzo debe ir acompañado de fortalecimiento de la infraestructura de investigación con la creación de centros de investigación y el apoyo a las universidades que ya tienen sus grupos conformados y con experiencia generando oportunidades de trabajo científico en el país.

En cuanto al recurso humano femenino, llama especialmente la atención en el informe de indicadores 2016 del Observatorio Colombiano de Ciencia y Tecnología los números de la desagregación por sexo de los jóvenes investigadores, como se muestra en la gráfica 2, en donde se puede ver que sistemáticamente desde 2006 hasta 2015 el número de mujeres jóvenes investigadoras supera al de hombres. Entonces, ¿cómo se entiende la distribución de las becas para Doctorado (gráfica 3) que muestra una clara mayoría de las becas de  doctorado asignadas a hombres?

Gráfica 2. Número de jóvenes investigadores apoyados por Colciencias según sexo desde 2006 hasta 2015.

En la gráfica 3 se observa el amplio porcentaje de becas asignados a hombres.

La comparación de  estas dos gráficas merece una reflexión y más aún un estudio que permita esclarecer las causas de este punto de quiebre.  Los números muestran por sí solos la necesidad urgente de disponer de una política de ciencia y tecnología con perspectiva de género en Colombia, el país está perdiendo su capacidad científica femenina cuando se inicia la carrera investigativa. 

Las mujeres no parecen sentirse incentivadas a continuar con la trayectoria científica ya sea por razones de presión social o porque no hay suficiente atractivo para hacer de la ciencia su proyecto de vida. Con el objetivo de entender y superar el obstáculo que impide a las jóvenes investigadoras llegar a ser líderes científicas,

la Red Colombiana de Mujeres Científicas tiene entre sus planes la evaluación sistemática de la política pública de ciencia y tecnología con perspectiva de género y el diseño e implementación  de un sistema de mentoría para apoyar el desarrollo de la carrera científica de las jóvenes.

 Gráfica 3. Becas para Doctorado desagregadas por sexo otorgadas por Colciencias entre 2006 y 2015.

 

El diseño de una política de género 

 

La primera condición para diseñar esta política es disponer de los datos estadísticos que muestran la situación actualizada. Ya en 1995 la declaración de la cuarta Conferencia Mundial sobre Mujer y Desarrollo en Pekín, China, se pronunció sobre la necesidad de desagregar por sexo los datos de ciencia. Indicadores de ciencia y género aparecen en Colombia desagregados por sexo desde 2010.

En ese año se publicó en el Libro de Indicadores de Ciencia y Tecnología del OCyT un capítulo especial sobre la mujeres en el Sistema Nacional de Ciencia y Tecnología y se han venido publicando con indicadores básicos de educación superior y posgrado por áreas del conocimiento, pero hasta ahora no se han desarrollado indicadores como porcentajes de mujeres en los consejos científicos de gestión pública, composición de los comités de revisión de paneles, tasas de éxito en solicitudes de empleo o productividad científica. Así pues, las políticas de género en Colombia están por hacerse.

 

La principal razón es la falta de mediciones en las áreas científicas que son la base para implementar políticas que favorezcan a la mujer en pro del equilibrio.

 

Conclusiones

En Colombia se ha avanzado en tratar de introducir temas de género en educación primaria y básica con el Plan de Apropiación Social de la Ciencia y la Tecnología, ASCTI pero hacen falta lineamientos o estrategias para establecer igualdad de género en el Sistema de Ciencia y Tecnología. En la política de ciencia y tecnología vigente y en el documento CONPES no se establecen directrices para reformar las estructuras jerárquicas vigentes.

 

El hecho de carecer de mediciones de género en las áreas de la ciencia representa un riesgo importante en la implementación de políticas que favorezcan a la mujer, buscando un equilibrio en un campo tan importante para el desarrollo del país como es la carrera científica. A pesar de los escasos datos existentes, detectamos un punto de quiebre claro en las carreras científicas de las jóvenes y debemos entenderlo y solucionarlo.

 

La propuesta es lograr que en Colombia hombres y mujeres puedan disfrutar de la creación y los productos de la ciencia y la tecnología con equidad; implementando seriamente el marco de las buenas prácticas de política pública por las que Colombia ha sido reconocida por la OCDE.

 

Referencias

 

- Yamile Uribe Valencia, LA CUESTIÓN DE LAS MUJERES EN CIENCIA EN COLOMBIA, Congreso Iberoamericano de Ciencia, Tecnología, Innovación y Educación, Argentina 2014,

www.oei.es/historico/congreso2014/memoriactei/415.pdf

 

- Gabriela Delgado, COLCIENCIAS Y EL SíNDROME DE ADÁN DEL GOBIERNO SANTOS, Investigación y Ciencia, XXVI, No.2 (2018)

http://www.colciencias.gov.co/sites/default/files/upload/reglamentacion/ley_1286_2009.pdf

- Indicadores de ciencia y tecnología, Colombia 2016, Observatorio Colombiano de Ciencia y Tecnología, 2016.

 

Compartir