Revista XXVII No. 2 de 2020

Articulo especial: Sustancias psicoactivas que más alteran el nivel de las capacidades físicas condicionales.

Articulo especial: Sustancias psicoactivas que más alteran el nivel de las capacidades físicas condicionales.

Imagen: unsplash

AUTORES:

Esp. Jonathan Muñoz Luna, Fisioterapeuta de la Universidad del Cauca, Especialista en Actividad física para la salud de la Universidad del Cauca. Docente investigador programa de Fisioterapia Universidad Mariana. Jefe GrupLAC CINESIA.

Esp. Harvey Moncayo paladines, Fisioterapeuta de la Universidad Mariana, Especialista en Actividad física para la salud de la Escuela Nacional del Deporte. Docente investigador programa de Fisioterapia Universidad Mariana.

FT. Robinson Ramírez Toro. Fisioterapeuta de la Universidad del Cauca. Docente investigador programa de Fisioterapia Universidad Mariana.

FT. Cristian Harvey Campiño López, FT. Gustavo Adolfo Chamorro Méndez, FT. Nayivi Alejandra Paz Jojoa. Fisioterapeutas de la Universidad Mariana.

 

RESUMEN

Esta investigación tuvo como finalidad determinar cuál es la Sustancia Psicoactiva que más afecto las capacidades físicas condicionales en hombres entre 18 a 52 años de un centro de drogodependencia de Nariño. Se aplicó una encuesta para conocer las características del consumo de sustancias psicoactivas: (edad, tipo de droga, tiempo de consumo, etc.).  De igual forma una serie de test validados y estandarizados, para verificar el nivel de las capacidades físicas condicionales. Se determinó que tanto el consumo de marihuana, como el tiempo prolongado de consumo, son factores que repercuten negativamente en los resultados de nivel de las capacidades físicas condicionales.

 

ABSTRACT

 

The purpose of this research was to determine which is the Psychoactive Substance that most affected the conditional physical capacities in men between 18 and 52 years old from a drug addiction center in Nariño. A survey was applied to know the characteristics of the consumption of psychoactive substances: (age, type of drug, time of use, etc.) In the same way, a series of validated and standardized tests to verify the level of conditional physical capacities. It was determined that both the consumption of marijuana, and the prolonged time of consumption, are factors that negatively affect the results of the level of conditional physical capacities.

 

PALABRAS CLAVES: DROGODEPENDIENTE, SUSTANCIA PSICOACTIVA, CAPACIDADES FÍSICAS CONDICIONALES, REHABILITACIÓN, FISIOTERAPIA, CONDICIÓN FÍSICA

 

 

KEY WORDS: DRUG ADDICTS, PSYCHOACTIVE SUBSTANCE, CONDITIONAL PHYSICAL ABILITIES, REHABILITATION, PHYSIOTHERAPY, PHYSICAL CONDITION.

 

INTRODUCCIÓN

 

Un inconveniente presente en todos los sujetos toxico maníacos que es la alteración de las capacidades físicas condicionales, es así como el consumo de diversas sustancias puede afectar de forma diferente dichas capacidades causando daños en un periodo de tiempo determinado como lo evidencia Montero en su estudio “El  alcohol y las drogas constituyen factores de riesgo para la salud física y mental de las personas, sin distingos de edad, clase social, raza o religión”. Los daños a corto, mediano y largo plazo, en la salud humana van apareciendo conforme se acumula la adicción. En algunas personas tardan más en aparecer que en otras. En la época moderna estos males sociales se ven engrandecidos por el ambiente, la sociedad, niveles de estrés, y otros, alterando la forma de pensar, sentir y actuar de las personas, afectando su capacidad para pensar, sentir y actuar con responsabilidad.” (1)

 

Es por esto que la intervención de las poblaciones con consumo de sustancias psicoactivas (SPA) con la actividad física, debe ser dirigida a las necesidades específicas de cada usuario y es fundamental en el proceso de abordaje, lo anterior esta soportado por un estudio que menciona que en el trabajo de deshabituación a las drogas se ha considerado mucho la importancia de la actividad física como parte del tratamiento; se ha visto que la misma ayuda al cambio de conductas y la recuperación de aquellas capacidades y condiciones físicas y psíquicas que se habían perdido. La actividad física permite que el paciente mejore su capacidad aeróbica, la coordinación general, aprende a controlar sus impulsos nerviosos, el mismo reconoce su cuerpo y aprende a cuidarlo, mejora la relación social por medio de la comunicación, aprende a ganar y a perder, empieza a controlar la frustración”. (2). Otro estudio ratifica que “se debe posibilitar el restablecimiento de las capacidades físicas: fuerza, velocidad, resistencia y flexibilidad en pacientes toxico maniacos ya que es un factor muy importante en la rehabilitación de estos” (3).

MATERIALES Y MÉTODO

Se realizó un estudio descriptivo, transversal. Se captaron 40 sujetos drogodependientes (hombres) de edades comprendidas entre los 17 y 52 años, asignados en el centro de atención en drogadicción SUYANA de Chachagüi-Nariño. La técnica que se aplicó al grupo fue una (encuesta)  con el fin de conocer las características del consumo de estas sustancias psicoactivas: (edad, tipo de droga, tiempo de consumo, etc.)   De igual forma se aplicó una serie de test validados y estandarizados, para verificar el nivel de las capacidades físicas condicionales: Fuerza estática máxima-dinamómetro, fuerza máxima- 1RM, fuerza máxima dinámica miembro superior- Curl de bíceps, fuerza máxima dinámica miembro inferior- sentadillas con carga, fuerza explosiva- Test de salto vertical, fuerza de resistencia de tronco- Sit up, fuerza de resistencia de miembro superior- Push up, fuerza de resistencia de miembro inferior- Sentadillas isométricas, resistencia aeróbica- test de Cooper, velocidad de reacción y velocidad máxima- test de 10 metros ante un estímulo sonoro y test de 20 metros, flexibilidad- Test de “sit and reach. Posterior a esto se realizó un análisis correspondiente de los resultados obtenidos. Cabe manifestar que se realizó una calibración de encuestadores para hacerlas sumamente correctas.

 

RESULTADOS

Grafica 1. Sustancias psicoactivas que consumían los sujetos de investigación.

Fuente: La Presente Investigación.

Grafica 2. Tiempo que consumió sustancias psicoactivas los sujetos de investigación.

 

Fuente: La Presente Investigación.

 

 

Grafica 3. Evaluación de las capacidades físicas condicionales, tomando los dos resultados mayormente presentados.

                                    

Fuente: La Presente Investigación

Grafica 4. Tipo de sustancias psicoactivas que consumían y el resultado mayormente obtenido en cuanto a las capacidades físicas condicionales.

 

Fuente: La Presente Investigación

Grafica 5. Tiempo de consumo de sustancias psicoactivas y el resultado mayormente obtenido en cuanto a las capacidades físicas condicionales.

 

Fuente: La Presente Investigación

 

DISCUSIÓN

 

Sobre los aspectos relacionados con las distintas capacidades físicas evaluadas en el presente estudio. Es importante mencionar que para varias de ellas fue difícil contrastar los resultados obtenidos, con los resultados de otros autores, esto se debe a que el número de publicaciones al respecto es escaso.

Con respecto a la edad de los sujetos, 22 de ellos se encontraban en un rango de edad entre 17 y 22 años, esto también lo evidencia el estudio de Castro (4) “al constatar la realidad del consumo, se observa que cada vez son más los adictos y dependientes de ellos, especialmente la población joven”. Esto debido a los cambios en la personalidad y la inestabilidad emocional característica de esta etapa de la vida, lo que genera en muchas ocasiones y por diversos factores la toma de malas decisiones en los diferentes aspectos de la vida”(4). Además, se encontró que de las personas en ese rango de edad, la mitad (11 personas) consumía marihuana. Estas cifras son equiparables a las dadas por la Organización De Los Estados Americanos que afirma “la marihuana es la droga ilícita de mayor consumo en el mundo y uno de cuatro usuarios se encuentra en el continente americano” (5).

Pasando a las condiciones físicas condicionales, en la prueba de Sit up que evalúa la fuerza de resistencia abdominal se pudo observar que el 35% de toda la población obtuvo una calificación de pobre, de estas 14 personas la droga a la que presentan adicción fue la marihuana (6 personas), lo que aparenta que la fuerza de resistencia abdominal se afecta en mayor proporción por el consumo de marihuana; en alusión a esto, el estudio de Barajas et al (6) menciona que al evaluar la fuerza de resistencia, “es claramente observable que los individuos que consumen regularmente A y/o M tienen una menor resistencia a la fuerza en abdomen en comparación con aquellos jóvenes que no tienen problemas de consumo” (6). Se considera que esta relación no es adecuada, ya que la muestra objeto de este estudio tiene distintas características de consumo, sin embargo es el único referente que evalúa la prueba de Sit up y compara los resultados obtenidos con el consumo de una sustancia psicoactiva en este caso marihuana y el alcohol.

En la prueba de Push up que valora fuerza de tren superior del total de 40 personas a las que se les realizo esta prueba, el 62.5% obtuvo una calificación de deficiente, de las cuales se encontró que 10 personas consumen marihuana. Por consiguiente se puede inferir que la marihuana es la sustancia psicoactiva que produce mayor efecto negativo en la fuerza de tren superior en esta población. Referente a estos resultados el estudio de  Barajas et al (6) menciona que los jóvenes consumidores de marihuana tienen menor resistencia a la fuerza en brazos, no se encontraron otros estudios de relevancia para lograr una comparación más amplia.

En la prueba de Sentadillas isométricas la mayoría de los sujetos evaluados obtuvo una calificación de bajo con el 55%, donde 9 personas consumen marihuana. Confirmando resultados anteriores donde se precisa que la marihuana es la sustancia psicoactiva q mayor efecto negativo tiene en la fuerza lo que puede ser causado en los sujetos de estudio por la gran cantidad de horas de consumo que presentan a la semana, sumado a los trastornos que causa en el organismo la marihuana, lo que podría conllevar producir estos negativos  resultados. Esto lo evidencia Mican López (7) en su artículo este menciona “el consumo de marihuana debido a su componente activo denominado tetrahidrocannabinol (THC) altera la composición de la célula, la transmisión del impulso nervioso y provoca insomnio falta de coordinación y disminución de la fuerza muscular en general” (7).

En la prueba de Cooper se observó que el 60% de la población se encuentra en una calificación de malo de las cuales 10 personas consumen marihuana. “un cigarrillo de marihuana puede bloquear químicamente la capacidad de transportar oxígeno en la sangre, se puede producir asfixia cuando no se desplaza totalmente el oxígeno en los pulmones. Además, se presenta graves irritaciones en las mucosa nasal y tractos respiratorios lo que causa una disminución drástica de la capacidad de resistencia aeróbica del toxico maniaco”(8). Por ende la marihuana fue la sustancia psicoactiva que más afecto la capacidad de resistencia aeróbica en esta población. Reafirmando lo concluido el estudio de Pimentel (9) donde indica que “adictos ingresados en comunidades terapéuticas con una edad promedio de 22 a 34 años obtuvieron resultados en la prueba de Cooper muy por debajo de personas no adictas en el mismo rango de edad” (9). En relación a esto y según el estudio de Rodríguez y Pérez (10) se puede concluir que fumar mariguana es un riesgo para la salud respiratoria, que es esperable un efecto potenciador del daño por tabaco, y que es factible que de manera independiente genere lesiones pulmonares similares a las de los fumadores si la exposición se prolonga por años, lo que debe tomarse en cuenta en el debate actual sobre el tema.” (10). Cabe recalcar que este último estudio indaga los efectos de la marihuana sobre el componente respiratorio.

Como era previsible en las pruebas de velocidad de reacción se determinó que el 45 % de la población se encuentra dentro de la calificación de “malo”, donde 6 personas son consumidoras de marihuana. “se sabe que la marihuana es un gran depresor del sistema nervioso central y afecta el funcionamiento y coordinación. Una persona que pose rastros de marihuana en su sistema presenta menor tiempo de reacción ante una acción (velocidad de reacción), menor fuerza, menor resistencia, menor velocidad (velocidad máxima) nula coordinación muscular y trastornos del lenguaje” (11).  Lo que le da sentido a los hallazgos de que la marihuana afecta la velocidad. Esto también se menciona en el artículo “práctica deportiva y drogodependencias: revisión contextual y diseño de un programa de la universidad de Málaga. Donde se realizó distintas pruebas para evaluar la velocidad de reacción tanto física como conceptual en una población adicta y en una sin problemas de consumo, obteniendo como resultado que las sustancias psicoactivas disminuyen esta capacidad física dependiendo de varios determinantes como el contexto sociocultural y el tiempo de adicción.” (12).

A la evaluación de la prueba de Sit and reach se obtuvo que el 82.5% de la población presento una calificación de “necesita mejorar”, entre estos la mayor sustancia psicoactiva consumida es el bazuco con 9 personas. Por lo cual deducimos que el bazuco es la sustancia que genera más daño en la flexibilidad de estos internos lo cual propone una directa relación con El estudio de Pimentel (13)  “La Condición Física Com A Indicador De Salut En El Tractament De Drogodependents en el cual tomaron como muestra 35 personas con antecedentes de poli consumo dando como resultado que estas personas al ser evaluadas con la prueba de Sit and reach en su totalidad obtuvieron malos resultados.” (13). 

El tiempo de consumo prolongado de SPA tiene una predisposición al deterioro de las capacidades físicas ya que se encontró en su totalidad que se ven más afectadas con un periodo de consumo entre 1 y 5 años y 5 años y más, cuyos resultados fueron para la prueba Sit up se observó que el 35% tiene una calificación de pobre, Push up deficiente en el 62.5% de los internos del centro, Sentadillas isométricas se calificó en bajo al 55% de los internos, al test de Cooper el 57.5% tubo una calificación de malo, Velocidad de reacción el 82.5% de la población está en una calificación de malo, en la prueba de Sit and reach el 82.5% obtuvo una calificación de necesita mejorar. Los pobres resultados en los niveles de las capacidades físicas conexas al tiempo de consumo de drogas evidencian como la relación consumo y alteración al organismo es directamente proporcional. Lo anterior es soportado por el estudio denominado Trastornos Físico Sociales Causados Por  El Consumo De Drogas Licitas e Ilícitas que afirma “La adicción suele conllevar la aparición de multitud de síntomas físicos incluyendo insomnio, fatiga, más los trastornos físicos y enfermedades provocadas por cada sustancia en particular, todos estos síntomas se ven agravados por la cantidad de dosis consumida y aún más por el tiempo que se lleven consumiendo determinada sustancia psicoactiva” (14).

Este estudio estableció que la sustancia psicoactiva que mayor afecta el nivel de las capacidades es la marihuana y el periodo de tiempo que más influye es el comprendido entre 1 y 5 años de consumo¸ los estudios de Salazar y Quintero (15)  demuestran que “el consumo de drogas en especial por uso de tiempo prolongado tiene un impacto en el funcionamiento humano llevando a afectar capacidades físicas, entre otros”. Debido a los cambios en los sistemas nerviosos y musculo esquelético de las personas afectadas.” (15).

Finalmente es importante mencionar que, ya sea como intervención para la reducción del consumo, o para la disminución de la sintomatología de abstinencia producida tras la retirada de la sustancia o como alternativa al consumo de sustancias psicoactivas, la utilidad del ejercicio físico como estrategia coadyuvante de los tratamientos terapéuticos habituales parece demostrado, al menos en el caso de algunos de los trastornos adictivos. Sin embargo, no es una herramienta utilizada en la práctica habitual, incluso a sabiendas de ser una intervención rentable, flexible, accesible y con pocos efectos secundarios, además de conocerse ampliamente sus efectos beneficiosos sobre la salud física y mental. (16).

 

CONCLUSIONES

 

En definitiva, la condición física de los internos del centro de atención en drogadicción Suyana de Chachagüi-Nariño es tan mala como a priori se suponía. Estos hallazgos se deberán probablemente, a que se trata de personas con periodo prolongado de consumo de SPA y hábitos de vida poco saludables, la mayoría son adolescentes que realizan actividad física ocasionalmente, los adolescentes eran la que mayormente consumía marihuana y que tanto el consumo de esta, como el tiempo de haberla consumido son un factor predisponente de la obtención de estos resultados pobres y bajos.

 

Todos estos hallazgos y la experiencia adquirida en el desarrollo de este estudio, lleva a recomendar programas de intervención interdisciplinaria en los que se incluya la práctica de actividad física programada por profesionales idóneos para ello, con frecuencia regular, con intensidades y tipos de ejercicio específicos para estas poblacionales, de igual forma se recomienda el desarrollo de más investigaciones y estudios que abarquen, expliquen el  como el consumo de SPA y como estas afectan la condición física en consumidores, con un mayor número de participantes.

 

 

BIBLIOGRAFÍA

(1) Meneses Montero Maureen, Monge Alvarado Marielos. La patología social y las actividades físicas y recreativas. Rev. Costarric. salud pública [internet]. Julio de 1997 [citado 2019 el 19 de marzo]; 6 (10): 17-28.

(2) Biondi RF. La importancia de la actividad física en el tratamiento de deshabituación a las drogas. Revista Argentina de Clínica Neuropsiquiátrica. 2007;2(11):82-89.

(3)Valverde J. La actividad física para sujetos toxicómanos en rehabilitación. INEFC, educación física y deportes. 1994;38.

(4) Castro A. Estudio descriptivo de los jóvenes con problemas de consumo y/o adicción a sustancias psicoactivas asociado a dos variables psicosociales: “apoyo afectivo y estilos de vida [Licenciatura]. Universidad Austral de Chile; 2003.

(5) Organización de Estados Americanos. El problema de drogas en las Américas, drogas y salud pública. 2014.

(6) Barajas Pineda Lenin Tlamatini, Río Valdivia José Encarnación del, Andrade Sánchez Adriana Isabel, Flores Moreno Pedro Julián, Salazar C. Ciria Margarita, Ramos Carranza Isela Guadalupe. Aptitud física en jóvenes mexicanos consumidores de marihuana y/o alcohol y su comparación con jóvenes no consumidores. Acta univ [revista en la Internet]. 2017 Abr [citado 2020 Ago 23] ; 27( 2 ): 39-45.

(7) Mican L. Diseño de una propuesta pedagógica- deportiva, para la rehabilitación de adictos a la marihuana entre los 15 y 25 años de edad, en la institución el Jordán [Licenciatura]. Universidad Libre; 2008.

(8) Puricelli J. Estupefacientes y drogadicción: tenencia, uso, trafico prevención y tratamiento de drogas en el deporte. Editorial Universidad. 2012.

(9) Pimentel Gonzales M. Análisis de los programas de actividad física y su efecto sobre la condición física saludable de los sujetos drogodependientes ingresados en las comunidades terapéuticas de Galicia [Doctorado]. Universidad da Coruña; 2001.

(10) Rodríguez-Reyes, Yadira, and Rogelio Pérez-Padilla. "Efectos de la marihuana en el sistema respiratorio." Neumol Cir Torax 72.3 (2013): 194-196.

(11) Rodríguez A. Adicción al cannabis y trastornos psicopatológicos asociados, psicología de las adicciones. Psicología de las Adicciones. 2012;1.

(12) Palomo B. Práctica deportiva y drogodependencias: revisión contextual y diseño de un programa de la universidad de Málaga. Revista Digital efdeportescom. 2010;47.

(13) Pimentel Gonzales M. La condición física como indicador de salud en el tratamiento de drogodependientes. Apunts: Educación física y deportes. 2005;81:12-20.

(14) Román L. Trastornos Físico-Sociales Causados Por El Consumo De Drogas Licitas e Ilícitas: Universidad de Barcelona. Revista Buen vivir. 2012.

(15) Salazar I, Arrivigalla M. El consumo de alcohol tabaco y otras drogas como parte del estilo de vida de jóvenes universitarios. Revista Colombiana de Psicología. 2019;13:74-89.

(16) Siñol, Núria, Martínez-Sánchez, Ester, Guillamó, Elisabeth, Campins, M. Josefa, Larger, Fàtima, Trujols, Joan, Efectividad del ejercicio físico como intervención coadyuvante en las adicciones: una revisión. Adicciones [Internet]. 2013;25(1):71-85.

Compartir