Revista XXVII No. 2 de 2020

La Apropiación Social del Conocimiento y los Centros de Ciencia

La Apropiación Social del Conocimiento  y los Centros de Ciencia

Imagen: Autor

Autor:

Germán Puerta Restrepo. Economista de la Universidad de los Andes de Bogotá; divulgador científico con énfasis en la astronomía; autor y editor de libros de divulgación en ciencias. Actualmente comunicador y divulgador científico del Planetario de Bogotá. Miembro de la Asociación Colombiana para el Avance de la Ciencia.Email: gpuerta@astropuerta.com.co

 

Resumen:

Es esencial en la sociedad la integración de la ciencia en la cultura general para mejorar las condiciones de vida personales. También la ciencia es inspiradora lo cual es clave en edades tempranas. La cobertura de los programas de Apropiación Social del Conocimiento, ASC, es muy limitada en Colombia frente al reto capital: la urgencia de llegar con la cultura y la ciencia al mayor número de personas en el mayor territorio posible. Cobertura e impacto con programas y actividades de ASC solo se logran en forma eficiente y a escala territorial, con infraestructura de Centros de Ciencia: planetarios, parques interactivos, museos científicos.

Palabras clave: Cultura y ciencia, centros de ciencia, planetarios.

Abstrac

It is essential in society to integrate science into the general culture in order to improve personal living conditions. Science is also inspiring, which is key at an early age. The coverage of the programs of Social Appropriation of Knowledge,SAK, is very limited in Colombia in the face of a major challenge: the urgency of reaching the greatest number of people in the vastest possible territory through culture and science. Coverage and impact with SAK programs and activities can only be achieved efficiently and on a territorial scale, with an infrastructure of Science Centers: planetariums, interactive parks, science museums.

 

Key words: Culture and science, Science centers, Planetariums.

 

 

 

“Nosotros no queremos hacer una apología de la ciencia que profesamos.

Queremos si, rebajar la sublimidad de sus principios y de sus miras;

queremos que el común entrevea las relaciones tan grandes como ocultas

que tiene la Astronomía con la sociedad y con las necesidades del hombre”

 

Francisco José de Caldas, 1808

 

Vivimos en una era de progresos científicos sin precedentes que ha traído la ciencia y la tecnología a nuestra vida diaria, decisivas en las sociedades actuales en donde el conocimiento es la nueva ventaja comparativa. Además, la integración de la ciencia en la cultura general apoya a los individuos y a las familias en sus procesos diarios de decisiones y análisis de información, esencial para aumentar las posibilidades de mejorar las condiciones de vida personales. Y también la ciencia y la tecnología son inspiradoras lo cual es clave en edades tempranas.

 

En algunos países la divulgación de la ciencia es una política central, un derecho de la población por conocer sobre ciencias básicas en temas que van desde el origen del mundo, de la vida, o las causas del cambio climático; y tienen clara la estrategia de invertir en la infraestructura de divulgación para lograr el mayor impacto ente los escolares y en el núcleo familiar. Basta mirar a Japón con 450 planetarios, en Estados Unidos con 350, Alemania 95, Francia 75 y Brasil 45. [1]

 

Es claro que muchos jóvenes se inclinaron hacia una carrera en ciencias o en tecnología por un temprano interés en la astronomía y el espacio. Y varios de los líderes científicos de la actualidad reconocen que escogieron sus profesiones porque fueron cautivados en su etapa escolar por la experiencia de una visita a un planetario o en una observación astronómica. Las investigaciones señalan que los estudiantes gustan más de la astronomía que de otras ciencias, y, además, los planetarios pueden facilitar el aprendizaje en la mayoría de los estudiantes que son incapaces de realizar un razonamiento abstracto. [2]

 

En Estados Unidos, un estudio sobre las escuelas en el área Dallas-Forth Worth con doce planetarios, vs Austin con ninguno, demostró una ventaja significativa en los niños de grado 5 para el primer grupo en el área de ciencias de la Tierra. En otro sondeo a 200 educadores en el área de Austin, el 90% afirmaron que si se construyera un planetario en su ciudad definitivamente lo incluirían como parte del currículo. Una investigación sobre los programas ofrecidos por el Museo de Ciencias Naturales de Houston arrojó que entre los estudiantes que asistieron regularmente al museo se elevó en un 11% su interés en una carrera científica. En un sondeo mundial con 750 profesores que usaron un planetario para la instrucción se encontró que el 92% estaban de acuerdo en su utilidad en el estímulo a los estudiantes por la ciencia. En otro estudio se encontró que para el 80% de los estudiantes graduados del colegio resultó memorable la vista que hicieron a un Planetario cuando estaban en el 1, 2 o 3 grado.[3]

 

En Colombia el panorama es muy distinto, pues es muy bajo el alcance de los proyectos y programas de divulgación, y muy escasa la infraestructura de ASC, como son los pocos planetarios y centros de ciencia construidos en los últimos 50 años, (Planetario de Bogotá, Maloka, Parque Explora de Medellín). El resto del país, en ciudades como Cali y Bucaramanga, o extensas regiones como la Costa Atlántica, no tienen infraestructura de importancia en el área de la divulgación de la ciencia. Igual sucede en los territorios y provincias. Resultado: bajísimo nivel de apropiación del conocimiento en la población colombiana en la mayor parte del territorio; desconocimiento en el núcleo familiar de las opciones modernas de educación y cultura; poca demanda por carreras científicas y falta de vocación en los jóvenes por estudio técnicos y científicos; auge de las seudociencias, la superstición y los fanatismos.

.

Es clara entonces la importancia de la ASC y la integración de la cultura científica a la sociedad. Y más urgente ahora cuando además se requiere un extenso plan de educación ambiental entre la gente. Así lo advierte la Unión Astronómica Internacional, IAU, que plantea la necesidad inmediata de llegar con la cultura científica y ambiental con amplia cobertura.[4]

 

Sorprende entonces que estos conceptos tan evidentes parecieran ignorarse en América Latina, y en Colombia en particular, en el diseño de los sistemas de ciencia y tecnología. Y esto se debe esencialmente a:

 

  1. La integración de la cultura científica en la cultura general de la familia a gran escala ha estado ausente en Colombia en el diseño de los planes de desarrollo nacionales, locales y en el Sistema de Ciencia y Tecnología.
  2. Desconocimiento e indiferencia por el desarrollo científico-tecnológico y la divulgación del conocimiento por parte de los líderes y políticos con poder de decisión.
  3. Bajo interés por la ASC para el núcleo familiar entre los científicos y gestores del Sistema de Ciencia y Tecnología.
  4. Poco alcance en cobertura de la diversidad proyectos y programas que se realizan con la etiqueta “Apropiación Social de la Ciencia”.
  5. Ausencia de programas y proyectos de cultura científica como parte de la cultura general, en los programas y proyectos de los gestores culturales, lo cual se restringe principalmente al conjunto de las humanidades y las bellas artes.
  6. Complejidad del Sistema de Ciencia y Tecnología para efectuar en las regiones el desarrollo de proyectos de Centros de Ciencia: planetarios, parques científicos, museos interactivos, lugares donde familias y escolares puedan recibir cotidianamente los beneficios de la apropiación social del conocimiento.  

 

Diversos y muy interesantes son los programas de divulgación científica que se adelantan en Colombia, pero su cobertura es limitada frente a la solución del problema que es considerado capital por diversas agencias internacionales: la necesidad y urgencia de llegar con la cultura y la ciencia al mayor número de personas en el mayor territorio posible. Y esto precisamente se logra con el desarrollo de infraestructura diseñada especialmente para lograr el efecto deseado. Un ejemplo típico, como aquí se plantea, son los planetarios. La astronomía y el espacio son fascinantes, y las cualidades sensoriales de los shows en los domos planetarios permiten atraer multitudes que pueden ser claramente afectadas por las maravillosas relaciones entre la cultura, el arte, la ciencia y la tecnología. Los planetarios, además, entre los Centros de Ciencia, son los más sostenibles por el ingreso de recursos a través de taquillas y otros servicios.

 

Estos conceptos e ideas fueron acogidos por la Misión de Sabios 2019 en su Informe Final con las siguientes propuestas: [5] 

 

“33. El conocimiento y la ciencia son parte del acervo cultural de una nación. Asegurar que la ciencia y los saberes se intercambien y se transfieran con toda la población es necesario en una sociedad que aspira darle un rol prominente al conocimiento.

 

34. En Colombia la infraestructura de apropiación social para la ciencia es escasa. La Misión considera que el acceso de los niños a interactuar con la ciencia es un derecho. Para acercar las artes y las ciencias, se promoverán centros de ciencia para los niños y jóvenes (planetarios, museos de historia natural, jardines botánicos, centros interactivos, ferias y eventos científicos).

 

35. La Misión plantea que se forme progresivamente, y con el apoyo de personas especializadas, una red distribuida de museos y otros espacios interactivos, basados en distintas temáticas y aproximaciones que despierten las vocaciones científicas y de desarrollo tecnológico, complementada con medios digitales que aseguren el acceso a estos recursos por parte de niños y adultos, independientemente de dónde se encuentren. Esta red deberá cubrir todas las capitales de departamento y se financiará por los gobiernos nacional o territoriales, por el sector privado o por asociaciones público-privadas”.

 

¿Está en Colombia el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación considerando estas recomendaciones en el diseño de la política ASC? En la revisión de la propuesta, a la fecha, se puede afirmar que no. [6]   

 

¿Cómo lograr entonces en las regiones en Colombia la estructuración de proyectos de Centros de Ciencia? Se requiere que el Estado apoye decisivamente la promoción de la cultura científica en la sociedad en toda la extensión del territorio.

¿Cómo inducir que Gobernadores, Alcaldes y actores regionales se decidan por construir Centros de Ciencia, planetarios, y parques científicos? Hay que desarrollar la política, desde el Ministerio de la Ciencia, para asesorar a las entidades territoriales en la estructuración de los proyectos de infraestructura de Centros de Ciencia y otros espacios asociados a la ASC en los departamentos y municipios. Las alianzas con el sector privado, fundaciones, asociaciones y entidades relacionadas con la cultura, también son necesarias.

Conclusiones: La política nacional de ASC debe incluir como un eje central la infraestructura de Centros de Ciencia: planetarios, museos de ciencia, parques interactivos, para alcanzar en forma eficiente los objetivos de alta cobertura e impacto en la sociedad y a escala territorial. En Colombia el Ministerio de la Ciencia, Tecnología e Innovación tiene entonces la responsabilidad de formular la estrategia y asistir a las entidades territoriales en el diseño, presentación y financiación de los proyectos de Centros de Ciencia para asegurar que este propósito sea una realidad.

 

 

 

 

  1. ACCEFYN; Política pública al año 2030, Ciencia y Tecnología, Educación, Medio Ambiente, Regalías, Paipa 2018.
  2. Bishop, J.E.; The Educational Value of the Planetarium, Great Lakes Planetarium Association, 1978.
  3. Campos, Felipe; ¿Cómo beneficia la astronomía a la sociedad? Universe Today.http://www.universetoday.com/106302/how-astronomy-benefits-society-and- humankind/
  4. Colciencias - Parque Explora; Guía para la formulación de proyectos de ciencia en Colombia, 2015.
  5. Colciencias; Un encuentro posible: Memorias de los encuentros de Centros de Ciencia en Colombia, 2016.
  6. González de la Fe, María Teresa; ¿Hay cultura sin ciencia?, Artículo, Madrid, 2005. 
  7. Hessel, Toward; Justification of a Planetarium, Planetarian Journal, Internacional Planetarium Society, IPS, December 2006.
  8. IAU, International Astronomical Union, Strategic Plan 2020–2030.
  9. Ministerio de la Ciencia, Tecnología e Innovación, Lineamientos para una política de ASC.
  10. Misión Internacional de Sabios 2019, Colombia, hacia una sociedad del conocimiento.
  11. Posada, Eduardo; Asociación Colombiana para el Avance de la Ciencia, ACAC, Estado de la ciencia en Colombia, Entrevista de Nicolás Congote G., El Tiempo, 30 de julio de 2015.
  12. Puerta, Germán; La Ciencia, la Astronomía y el Desarrollo en el Siglo XXI, Encuentro Nacional de Astronomía RAC, Pereira, 1998.

 

 

[1] En el mundo hay más de 3000 planetarios fijos. Ver https://www.ips-planetarium.org/

 

[2] Bishop, J.E.; The Educational Value of the Planetarium. Comparando el desempeño de escolares en diez temas, un estudio en Estados Unidos evaluó tres grupos: uno experimentó una clase de astronomía en el aula; el segundo una combinación de aula y planetario; y el tercero no tuvo ninguna instrucción de astronomía en el aula ni visitó el Planetario. El resultado demostró que el grupo que experimentó el planetario obtuvo ventajas sobre los demás en todos los temas.

 

[3] Hessel Toward, Justification of a Planetarium.

 

[4] Visión de largo plazo de la IAU: “Todos los países participarán en algún nivel en la investigación astronómica internacional. Todos los niños de todo el mundo estarán expuestos al conocimiento sobre la astronomía y el Universo. Maximizar el tamaño de la población alcanzada. Trabajar para incluir aspectos de la astronomía como ayudas a la educación primaria y secundaria de tantos niños como sea posible”. IAU Strategic plan 2010-2020. 

 

[5] Informe de la Misión Internacional de Sabios 2019 por la educación, la ciencia, la tecnología y la innovación, mayo 2020.

[6] https://minciencias.gov.co/sala_de_prensa/participa-en-la-consulta-publica-lineamientos-para-la-politica-nacional-apropiacion

Compartir