Revista XXVII No. 2 de 2020

Breve repaso del contexto institucional de la diplomacia científica, tecnológica y de innovación en Colombia 2004-2006

Breve repaso del contexto institucional de la diplomacia científica, tecnológica y de innovación en Colombia 2004-2006

Imagen: Unsplash

Autor:

Juan Pablo Isaza,   Profesional en Estudios y Relaciones Internacionales de George Mason University, Fairfax, Virginia, y Master en Administración Pública (M.P.A.), énfasis en Gerencia Internacional, Universidad de Cundinamarca correo: isazav49@gmail.com

Resumen

En este artículo se analizan brevemente las características y antecedentes internacionales de la diplomacia científica, tecnológica y de innovación, y su impacto en Colombia durante finales del siglo XX y la primera década del siglo XXI, a partir de la expedición del decreto 1538 de 2004, cómo instrumento de la cooperación científica en la cultura de la investigación y la diplomacia nacional. Asimismo, su papel en las diferentes formas de internacionalización de la política pública en el entorno institucional en Colciencias durante el periodo 2004-2006, cómo vehículo para la formación de investigadores, las relaciones internacionales de entidades de investigación, y los procesos de financiación conjunta. Finalmente, el caso del convenio de colaboración COLCIENCIAS y el Consorcio AL-INVEST III, cómo ejemplo de un resultado esperado.

Palabras clave: cooperación científica e institucional, internacionalización de la investigación, relaciones diplomáticas.

 

Abstract

This article briefly discusses the international characteristics and backgrounds of scientific, technological and innovation diplomacy, and its impact on Colombia during the end of the twentieth century and the first decade of the 21st century, since the issuance of Decree 1538 of 2004, as an instrument of scientific cooperation in the culture of research and national diplomacy. In addition, its role in the different forms of internationalization of public policy in the institutional environment in Colciencias during the 2004-2006 period, as a vehicle for the training of researchers, international relations of research entities, and joint financing processes. Finally, the case of the collaboration agreement COLCIENCIAS and the AL-INVEST III Consortium, as an example of an expected result. 

 

Keywords: scientific and institutional cooperation, internationalization of research, diplomatic relations.

 

Introducción

Al hablar de la Diplomacia Científica, Tecnológica y de Innovación (en adelante DCTI), como anécdota espontánea se podría sugerir que empezó a gestarse en el momento en que la especie humana estableció los primeros centros de transacción, o ciudades, una vez descubrió la agricultura, que por cierto fue, de facto, la primera de las tres grandes revoluciones científicas en la historia universal. Al aparecer la segunda, materializada por la máquina de vapor, las naciones comenzaron a ampliar dicha práctica de manera más disciplinar, y finalmente con la aparición del microchip como tercera y última revolución, las colaboraciones científicas se terminaron de globalizar. Sin embargo, el concepto y práctica de la DCTI siempre ha estado supeditado bien sea a las relaciones entre pares de investigación, o a la decisión de los estados de contar con una política pública, ya sea diplomática o sectorial, de internacionalización de la ciencia nacional.

 

Si bien la DCTI hace referencia a las actividades que se hacen para promover la cooperación, la colaboración bilateral y multilateral en investigación, tecnología, ciencia, e innovación, y así buscar soluciones a problemas de interés común, hoy en día se caracteriza más por consolidar las agendas de investigación entre pares académicos en un entorno multi-inter-transdisciplinario. Asimismo, la divulgación de las temáticas actúa como un elemento de enlace entre las comunidades científicas a nivel internacional, y la estandarización de indicadores comunes para la Innovación y Desarrollo (I+D) está contribuyendo a universalizar enfoques y metas en las políticas científicas. Otros factores no menos importantes son los programas de fomento de la cooperación internacional, el desarrollo de las tecnologías de la información y las comunicaciones, así como las modalidades de movilidad internacional.

 

Explícitamente, la DCTI tiene por objeto situar la CTI entre las prioridades de la agenda diplomática de los países, y facilitar y enriquecer las relaciones internacionales con la inclusión de temas científicos. Igualmente, es un elemento fundamental para conseguir que las decisiones políticas y el diseño de las políticas públicas, tengan en consideración un trabajo colaborativo de múltiples agentes (gubernamentales y no gubernamentales, públicos y privados) [1].

 

El impulso de la DCTI internacional concentra la mayoría de los recursos en el centro dejando muchas veces en un segundo plano a las periferias. Sin embargo, dicho impulso no influye en el origen nacional de los investigadores individuales, sino que mueve al sistema alrededor de una motivación básica, dentro de la cual existe una búsqueda permanente de reconocimiento técnico y científico, así como la valoración de pares.

Los procesos de internacionalización se pueden desarrollar en el marco de acciones unilaterales provenientes de políticas nacionales, ejecutadas a través de instrumentos propios, como los programas de educación superior en otros países, la agrupación en entidades o centros de colaboración conjunta de investigación, y las actividades que puedan desarrollarse dentro de estrategias de diplomacia científica. Sin embargo, la mayor parte de los procesos de internacionalización de investigación son el producto de la cooperación científica internacional, ya sea a través de la financiación por subvenciones externas o, a través de proyectos colaborativos.

 

Estas labores involucran múltiples particularidades y se fundamentan en la asociación entre actores para la realización de actividades conjuntas y la consecución de objetivos comunes con un beneficio mutuo. La cooperación internacional se constituye en motor de la internacionalización de la investigación y por ello tiene un papel fundamental en las estrategias y los instrumentos de la política científica de los países y de las instituciones.

 

En el caso particular colombiano, es Colciencias quién ha estado al frente de promover y empujar la DCTI, y desde la entrada en vigor de Ley 29 de 1990 [2] ha sido el artífice en gran medida de la internacionalización de la ciencia colombiana en el mundo. Sin embargo, fue el decreto 1538 de 2004 [3], el que dinamizó la posibilidad de contar con representación diplomática en el sector CTI.  A partir de entonces, las comisiones mixtas siempre incluyen delegados sectoriales en sus negociaciones, incluidas las de tratados de libre comercio. Puede decirse que hoy buena parte de los convenios internacionales más importantes de universidades y centros de investigación del país, han sido de alguna manera originados por los resultados finales de dichas comisiones y negociaciones.

 

Desarrollo

Previo al decreto 1538 de 2004, la DCTI colombiana giró básicamente alrededor de la constitución de la Red Caldas, la cual buscó estimular iniciativas científicas o de desarrollo tecnológico de los investigadores que se encontraban en el exterior, en consorcio con grupos de investigación nacionales. Asimismo, buscaba crear y consolidar vínculos de cooperación científica de manera descentralizada [4]. Se originó en 1990, con la idea de interrelacionar la comunidad científica colombiana en el planeta. Al interior de la red operó una categorización basada en los niveles de formación, donde reconocidos investigadores disfrutaban una jerarquía privilegiada en comparación a los jóvenes investigadores. La Red Caldas comprendió la migración de colombianos fuertemente competentes como una oportunidad que se debía aprovechar para potenciar la ciencia nacional. La Red Caldas vinculó investigadores desde la virtualidad, en un momento en donde las redes constituían un instrumento óptimo.

 

Lastimosamente, entre 1998 y 2001 fue deslegitimando sus planteamientos, pues pretendía vincular investigadores y científicos en el exterior de manera virtual, pero el eje de su funcionamiento termino siendo el programa de retorno, y decisiones estratégicas institucionales, cambios presupuestales, y la consolidación de redes especializadas terminaron por desaparecerla casi por completo.

 

Realmente quienes profundizaron ese contexto histórico fueron Jorge Charum y Jean Batiste Meyer [4], caracterizando la Red Caldas más allá de una simple conexión de personas, y acuñando cinco contribuciones fundamentales. La asesoría en el diseño e implementación de políticas científicas nacionales, el entrenamiento en ciencia y tecnología, la comunicación de información, la elaboración de proyectos en colaboración conjunta, y la facilitación de retorno e integración de expatriados [5].

 

Posteriormente, un momento determinante para la DCTI colombiana, fue la institucionalización de la figura del Cónsul Ad Honorem para temas científicos en las embajadas colombianas. En realidad, constituyó el factor que catapultó el que se negociarán actividades o temas claves relacionados con la DCTI para los intereses del país. Mediante esta figura, el decreto 1538 de 2004 permitió nombrar agentes consulares honorarios sujetos a las condiciones establecidas por el estado anfitrión, y que se enfocaron en seis áreas de actividad:

  • Alertar a la embajada sobre los temas emergentes y las oportunidades asociadas a nuevos desarrollos en CT+I.
  • Proveer una perspectiva técnica informada a las deliberaciones de la embajada en temas que involucren consideraciones de CT+I.
  • Asesorar la negociación y el desarrollo de acuerdos bilaterales de cooperación en CT+I o de programas de intercambio en esta materia.
  • Obtener y difundir información relativa a: cambios y desarrollos en materia de políticas de CT+I en el gobierno anfitrión; desarrollos y avances en CT+I, actividades internacionales en CT+I que puedan ser relevantes para los intereses del país.
  • Constituir un punto de contacto para los funcionarios y académicos del país anfitrión con las políticas y organismos de CT+I colombianos.
  • Difundir los avances colombianos en CT+I y apoyar el posicionamiento de sus investigadores y grupos de investigación en el país anfitrión.

 

Un hito inédito en la gestión de diplomacia científica institucional 2004-2006: El convenio de colaboración COLCIENCIAS y el Consorcio AL-INVEST III.

 

Este convenio con el Programa AL-INVEST en enero de 2006, tuvo como objetivo reforzar la cooperación económica entre Europa y América Latina, brindando asistencia durante el proceso de internacionalización a empresas de ambos continentes con el objetivo de desarrollar relaciones a largo plazo [7].

 

El convenio tuvo como finalidad instrumentar lo establecido en el objetivo específico 2 de los “Lineamientos de Política de Internacionalización” aprobado por el Consejo Directivo de COLCIENCIAS el 25 de Agosto de 2004, el cual buscaba fortalecer y ampliar la gestión de cooperación internacional a través de la generación de nuevos acuerdos internacionales de cooperación científica y tecnológica, y la consolidación de una herramienta de divulgación permanente de las oportunidades de cooperación en CT+I, así como lo señalado en el punto 1.5-8 del Contrato de Subvención de AL-INVEST III[1], en el cual se establecía que el Programa seria complementario a otros instrumentos de la Comisión Europea.

 

El convenio definió el modo en el que ambas partes trabajarían de manera conjunta para el desarrollo empresarial entre Colombia y la Unión Europea, mediante el establecimiento mutuo de deberes, en dónde el Consorcio AL-INVEST se comprometió a informar a COLCIENCIAS de todos los proyectos AL-INVEST III que tendrían lugar en Colombia y/o en los que participarán empresas colombianas, ya fuera en el caso en que los Eurocentros colombianos lideraran un proyecto, o como cuando participaran como colaboradores en proyectos liderados por una institución de otra nacionalidad. Y en segunda instancia, a impulsar, a través de la coordinación con los Eurocentros colombianos, la participación en proyectos AL-INVEST de empresas participantes.

 

Por su arte, COLCIENCIAS se comprometía a realizar, en el marco de sus actividades habituales, actividades de apoyo a empresas colombianas que participaran en actividades de AL-INVEST III. Segundo, a colaborar con los Eurocentros colombianos en la promoción de los eventos AL-INVEST que tuvieran lugar en Colombia, o cuando participaran empresas colombianas (y el evento tuviese lugar en el extranjero). Igualmente, a trabajar de manera coordinada con los Eurocentros colombianos, manteniendo una comunicación fluida y buscando alternativas de trabajo conjunto para generar sinergias que beneficien a las empresas colombianas que buscan internacionalizarse con contrapartes europeas.

 

Finalmente, proporcionar a las empresas colombianas que tuviesen un proyecto tecnológico de internacionalización con empresas europeas en el marco de AL-INVEST III, un trato preferencial de acceso a los mecanismos de financiación y fomento de proyectos empresariales de investigación, innovación y desarrollo tecnológico.

 

COLCIENCIAS, los Eurocentros colombianos, y el Consorcio AL-INVEST III trabajarían de forma conjunta para integrar proyectos de calidad que respondieran adecuadamente a los intereses y necesidades de las empresas colombianas y europeas. Como resultado de todo lo anterior, la complementariedad entre COLCIENCIAS y el Consorcio AL-INVEST se llevaría a cabo tomando como base el siguiente esquema:

Actividad

CONSORCIO AL-INVEST III

COLCIENCIAS

Capacitación para PYMEs

Organización de jornadas de capacitación para PyMEs

Apoyo a los Eurocentros en la elaboración de las propuestas, y aporte de expertos locales, en los casos que corresponda.

Semanas Europeas/ Latinoamericanas

Visitas organizadas a ferias internacionales, incluyendo servicios empresariales y visitas técnicas.

Organización de actividades de capacitación para las empresas que realizarán una visita a una feria internacional.

Encuentros Sectoriales

Organización de la rueda de negocios en ferias internacionales, con agendas personalizadas, seminarios técnicos y visitas técnicas.

Organización de actividades de capacitación para las empresas que participarán en una rueda de negocios.

Servicios Personalizados

Facilidad para el Desarrollo de Negocios (FDN): Búsqueda activa y personalizada de socios para desarrollar un plan de negocios conjunto.

 

Organización de actividades de capacitación para las empresas colombianas que participen en proyectos FDN.

Acceso preferencial para las empresas colombianas que hayan participado exitosamente en proyectos FDN a los mecanismos de financiación y fomento de proyectos empresariales de investigación, innovación y desarrollo tecnológico.

Servicios Personalizados

Colaboración entre Pymes (CEP): asistencia técnica y apoyo a empresas europeas y latinoamericanas en la etapa de seguimiento de sus acuerdos comerciales para que materialicen los negocios y actividades de cooperación empresarial que ya tengan en curso.

Organización de actividades de capacitación para empresas colombianas que participen en proyecto CEP.

Acceso preferencial para las empresas colombianas que hayan participado exitosamente en proyectos CEP a los mecanismos de financiación y fomento de proyectos empresariales de investigación, innovación y desarrollo tecnológico.

 

Como resultado preliminar se evidenció la manera en que COLCIENCIAS y el Consorcio AL-INVEST III terminaron promoviendo la presentación y estructuración de proyectos sectoriales integrales por parte de los Eurocentros colombianos, que seguían la cadena de valor creada por Programa Integral de Apoyo a las Pequeñas y Medianas Empresas (PIAPYME) integrando actividades del Programa AL-INVEST III a la misma.

 

Fue así como los resultados y metas de la colaboración, en cuanto al Programa AL-INVEST III, se midieron considerando el nivel de satisfacción manifestado por las empresas respecto a los servicios recibidos como resultado de la colaboración entre COLCIENCIAS y el Consorcio AL-INVEST III. Segundo, el incremento de ROI (Return Of Investment) del Programa AL-INVEST, obtenido considerando la cantidad de subsidios recibidos por Eurocentro colombianos y el monto de negocios registrados como resultados de la participación de empresas colombianas en actividades de AL-INVEST. En cuanto a COLCIENCIAS, se midieron considerando la cantidad de empresas colombianas beneficiadas en proyectos de COLCIENCIAS, que fueran contactadas por los Eurocentros colombiano y/o participaran en proyectos AL-INVEST.

 

Conclusiones

Este breve repaso muestra que la DCTI está presente con mayor o menor peso en las diferentes dimensiones de la internacionalización de la CT+I en Colombia, y que ha sido determinante en su intensidad y características. Se observa que la cooperación internacional ha jugado y juega un papel en el desarrollo científico del país. La tesis abierta es hasta qué punto la cooperación es fruto de la dinámica propia de las comunidades científicas, es consecuencia de políticas científicas explícitas o, incluso, inducida desde el exterior. Considerando las oportunidades que ofrece la internacionalización, parece conveniente fortalecer la DCTI con un enfoque estratégico y como un componente estructural de las políticas de desarrollo científico.

 

Referencias

[1]. “Science and technology diplomacy: concepts and elements of a work programme”, Working Paper, United Nations Conference on Trade and Commerce, Geneva, 2003.

[2]. Congreso de Colombia. (27 de febrero de 1990), LEY 29 DE 1990. DO: 39.205

[3]. Presidencia de la Republica.  Ministerio de Relaciones Exteriores, Decreto número 1538 de mayo 17 de 2004.

[4]. CHARUM, J. y J.B. Meyer. Eds., (1998). El nuevo nomadismo científico: La perspectiva latinoamericana, Bogotá, Escuela Superior de Administración Pública.

[5]. Meyer, J.-B., & Charum, J. (1998). Hacer ciencia en un mundo globalizado, La diáspora científica colombiana en perspectiva. Bogotá: TM Editores.

[6]. Colciencias. (2005). Informe funcionarios Diplomáticos Programa Diplomacia Cientifica. Bogotá: Colciencias.

[7]. https://legadoweb.minciencias.gov.co/convocatoria/programa-de-apoyo-al-trabajo-en-red-en-el-marco-de-los-convenios-de-cooperaci-n-firmado

 

 

[1] La Fase III de AL-INVEST constituyó la continuación de un Programa iniciado a mediados de los ’90. Originalmente orientado a favorecer las inversiones europeas en América Latina, a partir de su segunda fase (año 2000) AL-INVEST modificó parcialmente su objetivo, concentrándose sobre la promoción de las relaciones comerciales entre las dos regiones. A partir de la Fase III, la Comisión decidió cambiar la forma de ejecución del Programa, responsabilizando para su ejecución a un Consorcio externo mediante un contrato de subvención, por lo cual AL-INVEST III difiere por muchos aspectos de lo que se diseñó originalmente en 1993. El elemento de mayor continuidad es la Red de Operadores, que constituye el aspecto de mayor consistencia actualmente, y que ha ido creciendo y consolidándose a lo largo de todo el período, siendo de por sí un logro considerable del Programa.

Compartir