Viral. Esto es un problema de nombre

Viral. Esto es un problema de nombre

Antes de la llegada de los computadores, el internet, las redes y todos los sistemas tecnológicos inteligentes, los virus eran conocidos por nosotros como causantes de enfermedades. Hoy en día, ya no sabemos que es un virus. Alguien que entendía como realizaba su ciclo de vida, asoció ese comportamiento con lo que sucedía en las redes o con el ingreso de memorias “contaminadas” a los puertos USB y se tomó el nombre prestado. Ahora virus hay en todas partes, en comportamientos humanos, en redes, en empresas y hasta en sentimientos.

El motivo podría ser explicado ya que los virus “biológicos” se definen como parásitos intracelulares obligados, lo que implica que necesitan de una célula para reproducirse. Una vez inician su replicación, lo hacen de manera muy efectiva, generan muchas partículas virales que salen de la célula e ingresan a las células vecinas produciendo inicialmente la infección y luego la enfermedad.

Ahora extrapolemos este comportamiento a situaciones diarias como la música, los videos, costumbres como el plagio, etc. Una vez se aprenden y “pegan” en la población, parecería que se multiplica de manera muy efectiva, logrando que un importante grupo de esta se “infecte” y en varios casos, se enferme.

Lo mismo sucede al colocar una memoria infectada en nuestro computador o al recibir un archivo infectado. El “virus” se adapta a ese nuevo sistema y empieza a pasar a otros computadores, contaminando la población.

Pues nada que hacer. A la virología le tocó aceptar  que a su protagonista le plagiaran el nombre. Ojala ese plagio contribuya a difundir mas el conocimiento respecto a lo que es realmente un virus y no empecemos a pensar que fueron los virus “biológicos” los que le robaron el nombre a algunos comportamientos humanos.


Autor:

María Fernanda Gutiérrez
mfgutier1@gmail.com

Compartir

Comentarios

No hay comentarios disponibles