Un físico que escribe software está ganando la carrera por la conquista del planeta rojo

Un físico que escribe software está ganando la carrera por la conquista del planeta rojo

Cuando pequeño me preguntaban en el colegio ¿qué deseas ser cuando grande? Sin duda contestaba un astronauta, el primer Colombiano. El día de hoy soy un feliz desarrollador de software, no recuerdo en qué momento cambiaron las cosas, pero ahora veo como las dos se mezclan.

Un físico que aprendió a desarrollar software está cambiando el mundo de los viajes al espacio. Elon Musk, la fiel demostración del éxito de Silycon Valey, luego de haber creado el sistema de pagos online más popular en el mundo "PayPal" dedicó sus esfuerzos a la carrera por conquistar el planeta rojo. Su empresa SpaceX, líder en innovación espacial, ha sido la primera en lograr retornar a tierra un transbordador intacto, reduciendo los gastos de la astronáutica a niveles sorprendentes, pero ¿cómo lo logró? Después de una gran cantidad de cálculos gravitacionales, aeronáuticos, de velocidad de propulsión entre otros, sistematizó sus resultados en un programa informático que tuvo la misión de regresar a tierra la nave espacial. A ojos de la humanidad, y particularmente de la NASA, publica sus resultados en redes sociales logrando conquistar el merecido elogio de la humanidad. Ahora SpaceX se ha convertido en la principal socia tecnológica de la opacada National Aeronautics and Space Administration -NASA.

Pero hablemos de software y como fue un motor en toda esta innovación. Este está escrito en lenguajes de programación comunes como LabView, C#, C++, JavaScript, Python entre otros. Ninguno es desconocido por un desarrollador y la mayoría de los programas que conocemos está escrito en alguno de ellos. Todo el software corre sobre 3 maquinas con dual core y Linux cada una, para la toma de decisiones compara la respuesta dada por todas las instalaciones y si el resultado es igual ejecuta la acción en el caso que existan inconsistencias no envía ninguna orden al hardware. Esta triple redundancia además es probada en un simulador en tierra por los ingenieros, mitigando cualquier posibilidad de error en el software que interfiera en la misión. Su equipo total de ingenieros consta de 35 personas, con ellos y una idea de desarrollo que, en palabras, suena sencilla ha logrado tomar la delantera en la conquista del espacio y específicamente de Marte tal cual lo indican en su sitio de internet.

Volviendo a mi, ya hice mis primeros pasos en el envío de transbordadores al espacio pero falle en un cálculo. En el próximo intento pondré otro alka seltzer en las turbinas de mi modelo para generar más propulsión.

Foto tomada de la web de spaceX http://www.spacex.com/


Autor:

Helber Fabian Toro
helber.toro@gmail.com

Compartir

Comentarios

No hay comentarios disponibles