Un acercamiento al Paradigma para la Sociología del Conocimiento

Un acercamiento al  Paradigma para la Sociología del Conocimiento

La sociología del conocimiento toma relevancia cuando se establece su estrecha relación entre las condiciones sociales y las culturales que se ven inmersas en las diferencias que producen conflictos sociales entre grupos, lo que a su vez, lleva un diferencial en la realización de los discursos. Este diferencial hace que existan interpretaciones y afirmaciones de diferente tipo que lleven al conflicto y lo cual provoca la desconfianza.

Con la generación de desconfianza, se genera el desprendimiento a indagar el origen de las creencias para llegar al pensamiento funcional que entabla un papel de búsqueda de las relaciones sociales en todos sus campos y se generan afirmaciones de las cuales se genera la duda y de ahí parte el análisis ideológico.

De esta premisa Merton afirma que “el análisis ideológico sistematiza la falta de fe en los símbolos vigentes que ha adquirido difusión” y genera que la sociedad desconfíe recíprocamente de las afirmaciones de uno o de otro. Y de allí partir a imponer esas ideas a estar uno sobre el otro para posicionarse y mejorar la posición de clase social.

Este punto lo vemos reflejado en la actualidad en la clasificación de los grupos de investigación los cuales no publican para divulgar sino para escalar entre sus semejantes. A ellos no les importa tener un diferencial en la escala social con el poder de establecerse entre la sociedad civil, les interesa el descubrimiento de la verdad para estar arriba en la escala de clasificación.

Aquí es donde surge el interrogante, ¿por qué la sociedad civil no interviene en los procesos científicos, creen que son excluidos porque son para las elites en Colombia? Este interrogante puede ser estudiado desde el mismo paradigma para la sociología del conocimiento ya que busca la ubicación de la base existencial de las producciones mentales que Merton las clasifica en bases sociales y bases culturales.

Adicionalmente el paradigma difiere la ubicación de las producciones mentales, las relaciones entre producciones mentales y las bases existenciales. Lo anterior sirve, como lo menciona Merton, para organizar los enfoques y conclusiones distintivos de este campo de manera suficiente para nuestros propósitos.[1] De allí se destacan los enfoques de Marx, Scheler, Mannheim, Durkeheim y Sorokin.

Estos enfoques tienen un punto central de base existencial que permite múltiples teorías, un ejemplo de ello se puede apreciar en el artículo de Barbara Herrnstein, Ciencia, Religión y la incoherencia de la creencia, donde presenta la nueva teología natural donde se mezcla la ciencia y la religión entre líneas basado en científicos que cambian su discurso científico ateísta para taparlo con un lenguaje teológico y creyente. Es ahí donde se relacionan las ideas de los individuos con las bases sociológicas como lo describe Merton.

Dentro del Paradigma para la Sociología del Conocimiento, Merton acoge tres enfoques dentro de los cuales destaca del marxismo la caracterización del conocimiento dentro de los estratos y su estrecha relación entre la ciencia relacionada directamente con la industria y el comercio, y de allí partir a destacar que la ciencia de la naturaleza depende de una base económica. No muy distante a la esperanza de Colciencias con la transferencia tecnológica esperada con los beneficios tributarios.

Luego nos encontramos con el enfoque de Durkheim donde se nos presenta unas categorías que se entienden como emergentes sociales y las cuales tienen una función dentro de la sociedad, en donde los nuevos términos son acogidos por la sociedad dependiendo de la compatibilidad con las creencias ya establecidas en ellos.

Más adelante el enfoque de Sorokin quien adopta una concepción “Integralista” de la verdad para tratar de asimilar criterios empíricos y lógicos, señalando a la intuición como fuente de descubrimientos científicos, como nos lo ilustra Barbara Herrnstein en la presentación de la Nueva Teología Naturalista con los autores Haught, Polkinghorne y Peacocke que se basan en una fe cristiana para entrañar una teoría fruto de un descubrimiento científico.

Como conclusión en el paradigma para la sociología del conocimiento, Merton afirma: “la ciencia o la tecnología representa las bases a las que debe ajustarse la estructura social se hacen evidentes a la luz de los estudios que muestran cómo la ciencia y la tecnología han sido puestas al servicio de las exigencias sociales o económicas”[2] , es allí donde podemos ver la diferencia entre la historia y la organización social en donde no se debe quedar la ciencia y la tecnología en el acontecimiento histórico sino que se debe ajustar a las nuevas estructuras sociales e identificar cómo se está relacionando el conocimiento científico con las exigencias contemporáneas de una sociedad inmersa en el capital económico.

[1] Merton, Robert K. (1977) Paradigma para la sociología del conocimiento En: La Sociología de la Ciencia Tomo I. Madrid: Alianza (Alianza Universidad, No.183). Página 53

[2] Merton, Robert K. (1977) Paradigma para la sociología del conocimiento En: La Sociología de la Ciencia Tomo I. Madrid: Alianza (Alianza Universidad, No.183). Página 85


Autor:

Pablo Andrés Sánchez Novoa
pas_18@hotmail.com

Compartir

Comentarios

No hay comentarios disponibles