PRODUCTO INTERNO BRUTO EN LA ECONOMÍA CIENTÍFICA

PRODUCTO INTERNO BRUTO EN LA ECONOMÍA CIENTÍFICA

Ya hemos dicho, que la fuerza física y mental de los trabajadores, es la que hace posible la extracción de la riqueza albergada en la biosfera terrestre y que en la medida en que esa fuerza laboral sea educada y capacitada técnica y científicamente, obtendremos la cuantificación del valor monetario necesario, para remunerar justa y equitativamente esa fuerza laboral que ha de convertirse progresivamente, en un factor multiplicador de liquidez inagotable, soportado en el patrón biológico de respaldo para la emisión monetaria, que la Economía Científica Solar considera adoptar, ya que no existe ningún sustituto, capaz de superar los beneficios biológicos que la Termodinámica Solar ejerce sobre la biosfera terrestre en la cual superviven con eficacia simbiótica, todos los organismos simples y complejos, que sin hacer alarde de conocimientos avanzados, respetan el hábitat que les permite supervivir, aún en las más difíciles condiciones. Respeto que no contemplan, las supuestas especies superiores, envanecidas de orgullo y de codicia.

Dado que en la Economía Científica Solar, el pleno empleo calificado estará garantizado, el cubrimiento de áreas consideradas no rentables por la economía primitiva, como las dedicadas a la restauración y protección del medio ambiente y a la educación y capacitación gratuita con excelencia; el Producto Interno Bruto de la Nación, estará representado en el monto total de dinero emitido para satisfacer el índice de desarrollo humano y ambiental, que la economía primitiva egoísta y ecocida, no ha sido capaz de satisfacer, obnubilada como está, por satisfacer el ego de mentes ambiciosas absolutamente imbéciles.

Este paso superior de la civilización, establecerá también, la calidad de la educación y capacitación obtenida por los trabajadores, como el factor supremo de reconocimiento, para la asignación salarial y pensional, y por lo tanto, el progreso sistemático y racional de una Nación Libre y Soberana, independizada del yugo colonial, impuesto por doctrinas económicas, basadas en el usufructo del esfuerzo ajeno, establecido por el agio criminal, y los tributos abusivos sin soporte legal, que los sectores religiosos y políticos han avalado, como agentes infiltrados de los imperios coloniales, ya en franca e inexorable decadencia.


Autor:

Jose Roberto Gómez Gutierrez
espiritusolar@gmail.com

Compartir

Comentarios

No hay comentarios disponibles