LEGITIMIDAD CONSTITUCIONAL DEL BANCO CENTRAL SOLAR

LEGITIMIDAD CONSTITUCIONAL DEL BANCO CENTRAL SOLAR

Establecida por la Constitución, en el artículo segundo " la facultad de facilitar la participación de todos en las decisiones que los afectan en la vida económica, política, administrativa y cultural de la Nación, defender la independencia nacional, mantener la integridad territorial y asegurar la convivencia pacífica y la vigencia de un Orden Justo", es necesario poner en claro, si el Banco de la República es una institución pública, dependiente del ejecutivo, o si antes por el contrario obedece a lineamientos privados foráneos, ajenos al interés nacional y por lo tanto contrario a lo dispuesto en el artículo citado.

Es necesaria ésta aclaración, para tenerla en consideración, en caso de una crisis económica mundial, en donde la libertad de acción del Banco de la República, quede en entredicho en caso de obedecer a intereses foráneos, ajenos al espíritu de la Carta. En caso contrario, el Banco de la República si tendría la utoridad constitucional, para tomar medidas de cambio extremo, mutando a Banco Central Solar, para superar crisis globales que pongan en peligro la estabilidad económica de la Nación y en ese caso, adoptar las medidas que plantea la Economía Científica Solar, para convertir nuestra moneda, en el activo de reserva global, sin fecha de vencimiento; dado que al establecer la Termodinámica Solar como patrón biológico de reserva, para la conversión y emisión monetaria, ninguna otra moneda basada en valores inertes y ficticios, podrá superarla.

Naturalmente, para transformar el Banco de la República en el Banco Central Solar, es necesaria la intervención de los ingenieros de sistemas, para elaborar un programa general que establezca, los códigos de identificación de todos los Bancos que acepten el tutelaje del Banco Central Solar, así como los códigos de identificación de todas las empresas de producción y servicios inscritas en los Bancos tutelados, y a su vez, el código de identificación salarial y pensional de los trabajadores  inscritos por las empresas, para así facilitar el libre flujo de los recursos necesarios, que faciliten la actividad económica de todos los sectores involucrados en la transformación social y ambiental de una civilización irracional, creada para el enriquecimiento ilícito, de unas élites espurias, favorecidas por el oscurantismo de doctrinas desfasadas de la realidad científica contemporánea y opuestas naturalmente, al desarrollo técnico y científico, que nos permita destruir la polarización de ideas mezquinas, inducidas por la codicia criminal, que no deben ser las que animen a la Ciencia rigurosa, comprometida con los máximos ideales jerárquicos de la Justicia, y que por eso, al no representarlos intereses de los más viles, debe tener el Poder Absoluto, para garantizar la Paz de las Naciones.


Autor:

Jose Roberto Gómez Gutierrez
espiritusolar@gmail.com

Compartir

Comentarios

No hay comentarios disponibles