LAS LEYES DE LA NATURALEZA SON INVIOLABLES

LAS LEYES DE LA NATURALEZA SON INVIOLABLES

La Ley de conservación de la energía térmica, es la que induce el instinto de conservación de los átomos, que por ser sistemas oscilatorios de ondas electromagnéticas, son proclives a disipar energía y por lo tanto, a perder su equilibrio térmico interno, lo que los impulsa  a mantener  enlaces con otros átomos, que les permita recuperar la energía perdida formando moléculas estables.

Las moléculas biogenésicas están formadas de carbono, hidrógeno, oxígeno y nitrógeno, el carbono posee una mayor conductividad térmica que los otros elementos y eso hace suponer, que como ocurre a nivel cósmico, estos elementos bajos en conductividad térmica, busquen al de mayor temperatura, para hacer enlaces que les permitan conservar su equilibrio térmico interno y así cumplr con esa Ley inexorable de conservación de la energía.

El carbono unido al hidrógeno produce los hidratos de carbono y unido al nitrógeno favorece la producción de proteínas, necesarias para la vida orgánica. Ya hemos dicho, que los gases de hidrógeno, oxígeno y nitrógeno tienen su habitat natural en la atmósfera, y que el hidrógeno y el oxígeno al ser ionizados por las radiaciones solares, configuran las moléculass de agua, que al descender a la superficie planetaria debieron tener la capacidad de disolver muchas de las sustancias presentes en ella, entre las cuales el carbono, al ser sometido a la descomposición de sus moléculas, pudo optar por formar otras con el hidrógeno y el oxígeno y así configurar las primeras moléculas orgánicas que junto al nitrógeno son la base de la vida y evolución del sistema biosférico.

Otra característica singular del carbono, es la propensión a formar cadenas moleculares, lo que lo hace un elemento polifacético capaz de configurar diferentes estructuras funcionales para la transferencia de energía térmica en sistemas abiertos como las células, que son en esencia eso, consumidores de energía, para servicio de sus componentes atómicos y moleculares, sistemas celulares que al saturarse de energía, deben subdividirse, para cumplir con la Ley de conservación de energía, necesaria para la estabilidad de todo sistema cuántico y así replicar sistemas celulares afines, que contribuyen al crecimiento de los organismos.

En consecuencia, los sistemas celulares, son estructuras organizadas para distribuir entre los átomos y moléculas que las configuran, la energía térmica necesaria, para mantener el equilibrio térmico interno de todos sus componentes, que por ser sistemas oscilatorios de ondas electromagnéticas, absorben y disipan energía térmica en forma intermitente.

Las mitocondrias, son consideradas por los biólogos moleculares, como la central energética de la célula, luego si ello es así, entonces hay que averiguar cuales son los átomos que las configuran y cuales son de ellos, los que tienen propiedades térmicas capaces de condensar dicha energía y transferirla a los átomos adyacentes que operan como vehículos funcionales para la actividad biológica de la célula, que es esa precisamente, la condición necesaria para ls supervivencia eficientemente organizada de todo sistema complejo.

Por eso, todo Orden Económico, que no respeta el Orden Biológico implicado en las Leyes inviolables de la Naturaleza, está irremediablemente condenado a desaparecer


Autor:

Jose Roberto Gómez Gutierrez
espiritusolar@gmail.com

Compartir

Comentarios

No hay comentarios disponibles