LAS IONIZACIONES CONDICIONAN EL PROCESO EVOLUTIVO DE LA VIDA BIOSFÉRICA

LAS IONIZACIONES CONDICIONAN EL PROCESO EVOLUTIVO DE LA VIDA BIOSFÉRICA

Demostrado ya suficientemente, que los niveles de energía periféricos o de valencia, correspondientes a los últimos orbitales atómicos, son los que permiten, las cohesiones atómicas, para formar moléculas, o en su defecto, disociarlas; y dado que el rango de frecuencia vibratoria, de dichos niveles de valencia, por corresponder a las longitudes de onda más largas y por lo tanto a frecuencias más débiles, catalogadas en espectroscopia, como bandas infrarrojas, que son consideradas como pertenecientes a la energía térmica; podemos deducir, sin ninguna sombra de duda, que las alteraciones de dicha energía de valencia, por exceso o por defecto, llamadas ionizaciones, son en última instancia, las que rigen todas las combinaciones atómicas y moleculares que hacen posible la formación de innumerables estrcturas celulares, que son sistemas moleculares cerrados, creados para el mantenimiento de la energía térmica, que cumplen el principio de conservación de la energía.

Según otro principio de la termodinámica, el calor tiende a fluir del cuerpo más caliente hacia el más frío y las cohesiones atómicas son asociaciones entre dos o más átomos para compartir su energía térmica, transportada por las bandas infrarrojas presentes en sus niveles de energía periféricos o de valencia, dado que las poderosas radiaciones térmicas solares, al bombardear intermitentemente la superficie de la biosfera, ejercen un constante flujo de energía térmica, que es necesario transferir a todos los ecosistemas, para mantener el equilibrio térmico interno de todos sus componentes, dado que los átomos que los configuran, responden también, a ese principio elemental de conservación de la energía, y al mismo tiempo, de conservación de propiedades, que las cadenas moleculares citoplasmáticas transfieren, en las subdivisiones celulares para garantizar la transmisión de caracteres, que al fin de cuentas, son impulsos electromagnéticos que en su frecuencia vibratoria, llevan implícita los códigos de información, por medio de los cuales  se activan, todos los sistemas configurados como campos de ondas electromagnéticas.

En consecuencia, el entorno vibratorio al cual están sometidos los agentes principales de la vida, son los que determinan, su impulso a la asociación, bien sea atómica, molecular o celular, para formar sistemas más complejos de supervivencia compartida, que la especie humana, ha sido incapaz de procesar, alienada como está, por dogmas anacrónicos, que no incluyen, la inteligencia explícita incorporada , en estos intercambios de información sistémica  


Autor:

Jose Roberto Gómez Gutierrez
espiritusolar@gmail.com

Compartir

Comentarios

No hay comentarios disponibles