LA FILOSOFÍA DEL DERECHO NATURAL CUÁNTICO

LA FILOSOFÍA DEL DERECHO NATURAL CUÁNTICO

La verdad absoluta debe ser objetiva, por cuanto la filosofía para ser universal, no puede tomar en consideración, las múltiples visiones personales del cosmos, surgidas de apreciaciones subjetivas, hipotéticas y conjeturales, amañadas para imponer en las conciencias impreparadas, dogmas o mitos creacionistas, que reniegan de la primordial intervención autónoma de la Naturaleza Cósmica, en todos los procesos formativos de los átomos, moléculas y células que configuran las formas de vida cuántica y orgánica, que constituyen la estructura básica en la formación de los planetas.

Los átomos no son entidades inertes, al estar constituidos por campos de ondas esféricas electromagnéticas de Luz, que ocupan los niveles de energía subatómicos en estado oscilatorio, se excitan al ionizarse, evidenciando así, una forma de vida elemental cuántica, caracterizada por absorciones y emisiones de cargas electrostáticas, que en las formas de vida superior orgánica, se manifiestan como absorciones y emisiones de energía térmica, dándole a la vida, su forma de expresión genérica, desde lo micro a lo macro, por eso podemos decir, que el Universo está vivo, gracias a la Luz que lo anima desde el interior de los átomos que lo configuran.

Las neuronas donde se origina el pensamiento, están constituidas por moléculas, éstas por átomos, que son campos de ondas electromagnéticas de Luz, que al vibrar en diferentes frecuencias, inducen las ideas, ya que todos los átomos llevan incorporada una información determinada, concomitante con su frecuencia vibratoria, lo que les permite emitir, absorber y fijar impulsos electromagnéticos, que el cerebro procesa electromagnéticamente.

De acuerdo a ello, en los sistemas orgánicos constituidos por estructuras celulares, que configuran la infinita variedad de formas de la biosfera terrestre, opera también dicho proceso electromagnético, de absorción, emisión y fijación de cargas electrostáticas, en los más bajos niveles vibracionales de las no visibles radiaciones infrarrojas, que determinan la termodinámica celular de los seres vivos, y por consiguiente, podemos deducir, que el pensamiento cuántico ejercido por la Luz, opera en todos los niveles de la Naturaleza.

Ahora bien, ya en anteriores disertaciones establecí, que la causa primordial por la cual se originan las ondas electromagnéticas, es una fuerza esférica centrípeta o convergente de reflexión interna, similar al procedimiento de introspección que realiza el sujeto, para tomar conciencia de su propia existencia. por eso la he denominado Conciencia Cuántica.

En consecuencia, queda establecido, que el origen de la vida orgánica, tiene sus cimientos, en el origen de la vida cuántica, y no al revés, como lo establecen las cosmovisiones primitivas, que le dan origen al despreciable Derecho Positivo, que ha sido incapaz de someter bajo sus Leyes, las ignominiosas disposiciones económicas, que convierten al hombre en sujeto de acción expoliativa, al legalizar el usufructo del esfuerzo ajeno, a favor de élites corruptas, mediante la usura, la exacción tributaria y el diezmo deleznable.

El Orden Legal establecido por las Leyes Naturales, es inmodificable, por lo tanto, el Derecho Positivo emanado de disposiciones humanas, debe estar subordinado al Derecho Natural Cuántico, que considera la Economía Científica, vinculada a la Termodinámica Solar, como el medio más eficaz, para establecer una Justicia remunerativa, consecuente a la labor ejercida por el esfuerzo físico y mental de los trabajadores, sin necesidad de aplicar la usura, los tributos, ni los diezmos, que son una manifestación del sistema esclavista, creado para favorecer privilegios inmerecidos. En eso consiste la verdadera JUSTICIA, en liberar al hombre de todos los yugos y sumisiones, que lo inducen a la rebelión y al delito.

Por eso, la constitución del Banco Central Solar como institución libre e independiente, administradora de los recursos propios, derivados de la Termodinámica Solar, que hace posible la Vida de toda la Biosfera Terrestre, es el imperativo categórico que ha de imponerse, para superar el caos propiciado por el criminal fraude intelectual y económico generado por los homínidos logreros.

 


Autor:

Jose Roberto Gómez Gutierrez
espiritusolar@gmail.com

Compartir

Comentarios

No hay comentarios disponibles