LA LUZ ES EL ORIGEN Y FUNDAMENTO DE LA VIDA

LA LUZ ES EL ORIGEN Y FUNDAMENTO DE LA VIDA

De la ecuación de Max Planck podemos deducir, que un cuanto es, la cantidad de energía, definida por la frecuencia vibratoria de la onda o radiación electromagnética, es decir, que la energía que transportan las ondas electromagnéticas, está cuantizada por el producto de dicha constante y la frecuencia con que vibra la onda. A mayor frecuencia, mayor energía.

En los átomos, el núcleo que vibra a alta frecuencia, produce una fuerza nuclear magnética (fuerza esférica centrípeta), que induce por acción y reacción,campos electrostáticos de ondas electromagnéticas, que se convierten en los niveles de energía que rodean al núcleo, cuantizados por la frecuencia en que vibran las bandas espectrales, que son las que evidencian la presencia de dichos niveles. Es decir, que las transiciones del espectro corresponden a cambios en las ftecuencias en que vibran los niveles de energía que rodean al núcleo atómico. Por lo tanto, dichos niveles, no están ocupados por partículas, están ocupados por ondas electromagnéticas de Luz, coloreadas por su longitud de onda.

Las partículas subatómicas que son emitidas por átomos radiactivos, son descargas electromagnéticas corpusculares, que vibran a determinada frecuencia y por lo tanto, también están cuantizadas por su frecuencia vibratoria, es decir, también son ondas electromagnéticas de corta longitud de onda, proyectadas por los núcleos atómicos pesados que vibran a altísima frecuencia y por lo tanto, generan una poderosa energía nuclear.

Las manifestaciones de electricidad estática aparecen, cuando al frotar la superficie de un cuerpo, se desalojan las energías electrostáticas de los niveles periféricos de los átomos, induciendo en ellos una ionización positiva que los desequilibra, obligándolos a captar la energía perdida, de otro cuerpo capaz de ceder esa energía electrostática.

Por el contrario, cuando los átomos absorben energía electrostática del entorno, lo que se produce es una ionización negativa o recarga electrostática de los niveles de energía perifericos,que también los desequilibra, obligándolos a ceder la energía electrostática excesiva. Y todo ello, para cumplir con la Ley de conservación de la energía, ya que como es espectralmente evidente, todos los átomos son sistemas oscilatorios de Luz, que al vibrar en rangos de frecuencia no visibles al ojo humano, mantienen energía capturada, para no perder su identidad vibratoria

En consecuencia, es sólo a través de la dinámica ondulatoria electromagnética, como podemos interpretar fielmente los fenómenos biológicos cuánticos, que son la base de la vida orgánica, ya que todas las moléculas orgánicas están configuradas por átomos, que gracias a sus transiciones espectrales, identificadas por frecuencias fijas, se convierten en paquetes de información estable, que son transferidos a las moléculas y células que los portan, asegurando así modelos fijos de comportamiento típico, para la transferencia de características específicas, entre organismos y especies idénticas, sometidas a procesos evolutivos condicionados por las variables del entorno.


Autor:

Jose Roberto Gómez Gutierrez
espiritusolar@gmail.com

Compartir

Comentarios

No hay comentarios disponibles