EL TRABAJO ES EL MOTOR DEL DESARROLLO ECONÓMICO

EL TRABAJO ES EL MOTOR DEL DESARROLLO ECONÓMICO

Ya está suficientemente establecido, que el trabajo del hombre, es el motor del desarrollo a través del cual, la civilización alcanza un alto grado de especialización multigestionada, que es en esencia, la verdadera riqueza necesaria para la consolidación del Orden Social.

Desgraciadamente, la época de la barbarie que aún no hemos podido superar, sostenida en valores falsos, no sólo mercantiles, sino también religiosos, filosóficos y políticos, que convirtieron el usufructo del trabajo humano, en la forma más despreciable de enriquecimiento ilícito; ha impedido convertir ese esfuerzo mental y físico, debidamente instruido, capacitado y especializado; en la más poderosa fuerza laboral, jamás preparada, para el servicio social y ambiental de toda la humanidad y su hábitat generoso de supervivencia.

Al incorporar el verdadero valor biológico, físico y real, que hace posible la sustentación de toda la biosfera terrestre y en consecuencia de toda la laboriosidad humana, como lo es, la Termodinámica Solar, y reemplazar con ella los falsos valores mercantiles, inertes y fantasiosos, que han sido los patrones convencionales de conversión para la emisión de moneda; habremos incorporado al sistema económico, un patrón biológico, físico y real, potencialmente infinito, para otorgar liquidez inagotable a todos los Bancos, para financiar sin deudas a todas las empresas de producción y servicios, amigables con un Orden Social Justo y un medio ambiente sano, que satisfaga las exigencias de una civilización agotada por la barbarie.


Autor:

Jose Roberto Gómez Gutierrez
espiritusolar@gmail.com

Compartir

Comentarios

No hay comentarios disponibles