DERECHO NATURAL CUÁNTICO

DERECHO NATURAL CUÁNTICO

La Metafísica Cuántica considera a la fuerza esférica centrípeta o de gravedad, como la causa primordial, impersonal, coherente, permanente, autónoma, universal y eterna, que rige todas las Leyes de la Naturaleza, dado que su presencia permea todos los sistemas atómicos, moleculares y celulares que constituyen la estructura vital del Universo.

Dicha fuerza, que es una manifestación de reflexión interna, constituye una expresión de conciencia primordial cuántica, que al mismo tiempo, por acción y reacción, genera ondas electromagnéticas esféricas, que permiten el surgimiento de la primera y más esencial forma de energía que se manifiesta como LUZ, ya que la LUZ es una onda electromagnética.

Las Leyes de la Naturaleza entonces, son precedidas por una fuerza autónoma, impersonal y eterna, que lleva implícita la Ley del equilibrio esférico, que representa en sí, la máxima expresión de la armonía universal, manifestada, en el suministro de sustentación energética, que aportan las ondas electromagnéticas, dado que todas ellas, transportan energía según su frecuencia vibratoria, como lo confirma la famosa ecuación de Max Planck. En consecuencia, la satisfacción de ésta necesidad esencial a todos los átomos, es requisito fundamental para mantener la armonía al interior de todos los sistemas.

Así que el derecho inalienable que tenemos, de disponer de energía de sustentación, para nuestra propia supervivencia, viene otorgado por la Luz del Sol, y por eso, somos libres de toda esclavitud impuesta, por quienes niegan la Autoridad Suprema Natural del Sol, interponiendo falsas doctrinas personales, que legitiman la codicia, como supremo valor de los limosneros sibaritas.

En las sociedades humanas contemporáneas, surge la necesidad de imponer Leyes que preserven, la armonía social colapsada, por la ausencia total de legislaciones ceñidas a la estricta moral natural, que determina la imperiosa obligación de otorgar a todos los asociados, la energía de sustentación monetaria, capaz de satisfacer todas sus necesidades. 

El intercambio de bienes y servicios en las sociedades humanas representa, esa energía de transferencia termodinámica que ocurre a niveles interatómicos, intermoleculares e intercelulares, para la sustentación de la vida primordial cuántica en perfecta simbiosis.

El dinero apareció, como una necesidad esencial, representativa de esa energía de intercambio y permeo naturalmente todas las actividades humanas, que hacen posible el desarrollo de la sociedad.

En consecuencia, el Derecho Natural Cuántico, al considerar que la causa primera que otorga el derecho a la vida, es la conciencia cuántica o fuerza esférica centrípeta de reflexión interna, que por acción y reacción genera ondas electromagnéticas o estados vibratorios luminosos, visibles en el espectro; y dado que la LUZ es una onda electromagnética, que permea todas las estructuras biosféricas, como un flujo permanente de energía de intercambio, necesario para el trabajo humano, y considerando, que es ésta labor la que debe ser remunerada con el dinero creado para tal fin; determina, que es jurídicamente viable, utilizar las Radiaciones Térmicas Solares, como patrón inagotable de respaldo para la conversión y emisión monetaria, capaz de solucionar la crisis del capitalismo despiadado, que ha sido el causante de la iniquidad reinante. Por lo tanto, deberán quedar abolidas todas las operaciones especulativas, como préstamos a interés, emisiones sin respaldo real, operaciones bursátiles y toda clase de tributos.

Al establecer las Radiaciones Térmicas Solares como patrón físico real de respaldo,para la conversión y emisión monetaria, el Derecho Natural Cuántico, incorpora una Ley Universal de Justicia Cuántica, a las leyes que rigen la remuneración laboral, eliminando para siempre, el ilegal usufructo del esfuerzo ajeno, por parte de élites espurias y corruptas, y sólo quedará vigente como institución autoritativa, una Corte Suprema de Justicia Solar Global, como instrumento independiente y soberano, que garantice la protección de todos los ecosistemas depredados y el bienestar de toda la humanidad albergada en la Madre Tierra


Autor:

Jose Roberto Gómez Gutierrez
espiritusolar@gmail.com

Compartir

Comentarios

No hay comentarios disponibles