Revista XXIV No. 4 de 2017

STEM en nuestras vidas inherente o una nueva tendencia educativa

STEM en nuestras vidas inherente o una nueva tendencia educativa

STEM en nuestras vidas inherente o una nueva tendencia educativa

Jaime Pérez, Alba Avila

Facultad de Ingeniería. Universidad de los Andes, Bogotá, Colombia


 

A pesar de los significativos avances en las últimas décadas en diferentes indicadores de calidad de la educación en Latinoamérica, esta aun presenta importantes retos como los son las acentuadas relaciones en los ejes norte – sur y este – oeste; así como de factores sociales, económicos, o de género por mencionar solo algunos factores.

Como sociedad, vemos en nuestros jóvenes estudiantes, la oportunidad de reestructurar nuestra relación con el entorno a través de una activa apropiación del conocimiento alrededor del desarrollo sostenible. Esperamos de ellos, el desarrollo de conocimientos, habilidades, actitudes y comportamientos necesarios de una sociedad incluyente y participativa. Para ello, es necesario basarnos en un modelo de aprendizaje fundamentado en educación en ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas (Bailey et al., 2015). Esta definición, comprende la educación STEM que por sus siglas en inglés:

  1. Science en toda su dimensionalidad y no limitadas a ciencias exactas

  2. Techology no limitadas a tecnologías TICs

  3. Engineering en su visión integradora entre la ciencia y la tecnología

  4. Maths no limitada a conexiones de cálculo básico, integral o diferencial sino como un lenguaje transversal y aglutinador.


 

En este escenario, el diagnostico de los factores que obstaculizan o facilitan la participación de las poblaciones jóvenes en la educación STEM es fundamental. La participación de la sociedad a través del componente educativo en la promoción y apropiación de estos componentes en nuestros jóvenes es el primer peldaño en esta construcción de nueva escuela.

De una generación formada en habilidades STEM, se esperaría que estuviese integrada por pensadores críticos y reflexivos, lo que se traduce en un aumento en la alfabetización científica, permitiendo una próxima generación de innovadores. Este impulso en innovación y desarrollo conduce a nuevos productos o readaptación de los procesos existentes dinamizando la economía.

Este movimiento ya está ocurriendo, de acuerdo con datos del departamento de Comercio de los Estados Unidos, las ocupaciones de STEM están creciendo superiores al 17% frente a otras ocupaciones que crecen a un ritmo entorno del 10%. Los trabajadores en áreas como las ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas desempeñan un papel clave en el crecimiento sostenido y la estabilidad social (Rothwell, 2013; Carnevale, Smith, & Melton, 2011).

Esto refleja la actual tendencia en la cual la mayoría de los trabajos del futuro requerirán un conocimiento básico en ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas. Esto es un reto que debemos afrontar en nuestro entorno más inmediato, en donde los puntajes en matemáticas y ciencias en promedio entre los estudiantes colombianos están muy rezagados respecto de otros países pertenecientes a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) (Schleicher, A; 2016).

¿Qué promueve la educación STEM?

Durante el proceso de aprendizaje de las disciplinas contenidas en STEM se espera inculcar en los estudiantes una pasión por la investigación, el descubrimiento y la aplicación del conocimiento adquirido. Es a través del empoderamiento en los procesos de pensamiento crítico y propositivo en donde se promueve una colaboración entre los estudiantes, integrando sus habilidades y competencias STEM alrededor de procesos de pensamiento crítico y analítico (Betrus, 2015).

La integración de estos procesos se traduce en la solución de problemas mediante la colaboración, la construcción colectiva y el desarrollo de habilidades en la que los estudiantes integren los procesos y conceptos en contextos donde aplicarlos sea natural.

La educación STEM incluye programas de aprendizaje temprano, en donde la sociedad participa en la construcción de conocimiento con sus herramientas, recursos y experiencias particulares de una manera efectiva en un proceso de enseñanza y aprendizaje que se retroalimenta. Algunos de los múltiples componentes interconectados entre sí que promueve la educación STEM son:

  • Redes colaborativas de aprendizaje STEM

  • Actividades de aprendizaje cotidianas en las que se incentive la diversidad en entornos escolares formales y no formales.

  • Experiencias educativas que incluyen enfoques interdisciplinarios para resolver grandes desafíos.

  • Espacios de aprendizaje flexibles e inclusivos apoyados por tecnologías innovadoras incluyendo TICs.

Una discusión que debe darse: Educación en ingeniería

Es necesario que los docentes también se empoderen y familiaricen con lo que implica la educación de la ingeniería: nuevas prácticas y métricas de evaluación. El camino no es claro, las definiciones de ingeniería no convergen a una disciplina sino que, en algunos casos van a la profesión. La definición aceptada en el contexto de educación superior como referencia de entes de acreditación internacional tales como el Accreditation Board for Engineering ABET, la conceptualizar de la siguiente manera (ABET, 2014):

La ingeniería es la profesión en la que el conocimiento de las ciencias matemáticas y las ciencias naturales, adquiridas mediante el estudio, la experiencia y la práctica, se aplica con juicio para desarrollar formas de utilizar económicamente los materiales y las fuerzas de la naturaleza para el beneficio de la humanidad.”

Surge entonces la pregunta de cómo entender la ingeniería como disciplina dentro de un curso de un programa de educación básica y media que no se limite al ejercicio profesional. Esta cuestión debe ser explorada en espacios orientados a debatir cuál es la instrucción que requieren docentes y estudiantes para desarrollar competencias en ingeniería. Como disciplina, la ingeniería aplica principios científicos, diseño y capacidades tecnológicas para transformar recursos, materia, materiales en estructuras, equipos, productos, sistemas y procesos al servicio o beneficio de la sociedad.

El centrarse en la ingeniería (E) dentro del STEM, brinda una oportunidad para enseñar a los jóvenes a trabajar juntos y resolver problemas a una edad muy temprana desde la ingeniería. En lugar de un plan de estudios rígido o una prueba que los estudiantes deben aprobar, la ciencia e ingeniería establecen puntos de referencia para los conceptos que los estudiantes construyen en el tiempo; haciendo una construcción colectiva, critica e integradora; permitiendo evaluar y seleccionar fuentes de información científica preparándolos para las futuras experiencias fuera de la escuela.

Sin duda, el llevar el STEM al aula requiere una mayor flexibilidad para enseñar a diferentes estudiantes de diferentes maneras. Como tal, los estándares no ofrecen detalles sobre cómo los maestros deben llevar la ingeniería al aula. Es necesario generar nuevos paradigmas ajustados a las realidades locales y en donde se estimulen nuevas habilidades para resolver problemas que la vieja escuela no consideraba.

¿Qué disposición se tiene para educación STEM importante para Colombia?

A nivel del gobierno el ecosistema de la Educación STEM se da dentro de una serie de decisiones políticas que dirigen la atención a las visiones que como país sean definido:

  • Las metas establecidas desde presidencia: “ser la nación más educada de América Latina en el año 2025. Esta meta sale de un estudio de 4 casos que enfocados en mejor calidad docente como pilar de mejora de la educación.

  • El reconocimiento del impacto de CTI para impactar el desarrollo económico y la prosperidad de país y el compromiso de Colciencias para posicionar al país como “uno de los países líderes en innovación en América Latina

  • La meta de formación de capital humano incluida en El Plan Nacional de Desarrollo (PND 2014-2018), en el cual sean fijado las siguientes metas:

  • Incrementar en un 3% el porcentaje de matriculados en Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas - STEM en educación terciaria.

  • Incrementar el financiamiento de Becas de doctorado y maestría en áreas de STEM como del total de becas financiadas Colciencias y otras entidades.

  • El compromiso del MEN para invertir en programas d formación de docentes y jóvenes, la calidad de la educación que impacte en su desempeño ciudadano y productivo exitoso para mejorar sus condiciones de vida y garantizar la competitividad del país.

  • Eventos enfocados a diálogos de política pública coordinados por el British Council (A. Avila; C. Holguín; 2015). un esfuerzo colectivo por promover la reflexión sobre ed(ucación STEM en Colombia. En este se discutió sobre Visiones STEM internacionales y nacionales; perspectivas de educación STE; inclusiva; la formulación de políticas, el rol de los museos en estas tendencias educativa y ejemplos de experiencias nacionales.


 


 

Referencias

A. Avila; C. Holguín; 2015. Reporte STEM Education for the Future. ISBN 978-958-8575-85-8.

Bailey, A., Kaufman, E., & Subotic, S. (2015). Education, technology, and the 21st century skills gap. Retrieved from https://www.bcgperspectives.com/content/articles/ public_sector_education_technology_twenty_ rst_century_skills_gap_wef/

Betrus, A. (2015). Through STEM education our future is bright. Retrieved from http://www. fourthcoastentertainment.com/story/2015/08/01/entertainment/through-stem-education-our- future-is-bright/242.html

Carnevale, A., Smith, N., & Melton, M. (2011). STEM. Washington, DC: Georgetown University Center on Education and the Workforce. Retrieved from http://cew.georgetown.edu/stem

Rothwell, J. (2013, June). The hidden STEM economy. Washington, DC: Brookings. Retrieved from https://www.brookings.edu/research/the-hidden-stem-economy/

Schleicher, A (2016). Revisión de políticas nacionales de educación. La educación en Colombia OCDE. Retrieved from https://www.mineducacion.gov.co/1759/articles-356787_recurso_1.pdf.

Evento. https://www.britishcouncil.co/stem/definicion


 


 

Compartir