Casos de éxito de la segunda convocatoria de Cundinamarca Investiga 2014

Casos de éxito de la segunda convocatoria de Cundinamarca Investiga 2014

Presentación

La segunda convocatoria de Cundinamarca Investiga 2014 tuvo como propósito fortalecer la actividad productiva, garantizar la calidad e inocuidad de los bienes y servicios agroindustriales, la generación de empleo directo y fomentar la creación y desarrollo agroindustrial bajo un enfoque de cadenas de valor.

Cundinamarca tiene identificadas varias cadenas productivas donde se prioriza el sector agroindustrial como una de las apuestas productivas en el marco de la Agenda Interna para la Productividad y Competitividad de la Región.

Esta convocatoria estuvo abierta a universidades, específicamente a tesis de pregrado, maestría, prácticas, pasantías, centros de investigación, centros de desarrollo tecnológico, empresas y demás organizaciones empresariales productivas con presencia en el departamento, con el objetivo de presentar propuestas para el desarrollo de proyectos de innovación que están articulados con una investigación aplicada en sistemas agroindustriales y/o productivos.

 

PROYECTO BICHÓPOLIS

“Implementación de programas piloto de uso de ácaros depredadores para el control de plagas en cultivos agrícolas”

Tabio – Cundinamarca

Este proyecto resalta que el gremio floricultor Colombiano se destaca como uno de los sectores agrícolas de mayor importancia en el país, dado que Colombia es el primer proveedor de Estados Unidos, y el segundo exportador mundial de flores, las flores colombianas llegan a 90 países, y actualmente hay más de 1.000 especies de flores. Sin embargo en el proceso productivo los ácaros plaga o Tetranychus spp  son un problema crítico en cultivos comerciales de flores de exportación, debido a que han desarrollado resistencia a los productos agroquímicos utilizados para su control, y su uso continuo genera altos grados de toxicidad, efectos secundarios en la calidad de las plantas, la salud humana y el medio ambiente, incrementando los costos de manejo fitosanitario y generando pérdidas significativas para los cultivos.

El acaro depredador Phytoseiulus persimilis es un enemigo natural para el control de la plaga acaro fitófago Tetranychus urticae que ha sido utilizado con éxito en los cultivos de algodón,  pero la sensibilidad de los ácaros depredadores frente a los insecticidas de los cultivos de rosas ha generado inconvenientes en la producción del sector agrícola, es por esto que Bichopolis busca por medio de este proyecto mejorar la producción e implementación de los ácaros depredadores en  los cultivos de rosas bajo invernadero.      

En la primera fase del proyecto se realizó estudios respecto a la construcción de invernaderos en madera o metal, teniendo como referencia los registros de humedad relativa y temperatura, donde se evidencio que el invernadero en estructura metálica cumplía con la temperatura óptima para completar el ciclo biológico necesario para la producción de ácaros depredadores (21 a 27 °C), lo cual se realiza en una semana, dos veces más rápido que la producción del acaro plaga Tetranychus urticae, así mismo se realizaron cultivos de plantas de frijol para la proliferación de la plaga y posterior introducción de acaro depredador.

El acaro depredador se implementó en 4 fincas de cultivos de rosas, donde se presentó la reducción de incidencias y severidades del acaro plaga, y que se pueden mantener los niveles de infestación con cantidades bajas del ácaro, reduciendo la cantidad de insecticidas.

El control biológico de las plagas de este proyecto complementa y favorece la estructura del MIPE (Manejo integrado de plagas y enfermedades) en los cultivos de rosas bajo invernadero.

En conclusión este proyecto mejoro las condiciones de producción de ácaros depredadores, y su utilización como elemento innovador en el control de plagas en las fincas floricultoras de Cundinamarca. Realizo la inclusión de trabajadores, monitores e ingenieros en los procesos de capacitación.

Este producto se está usando en cultivos de pimientos, tomates, papas, frijoles, maíz, pepino, melón, fresas, berenjenas y plantas ornamentales como rosas, entre otras. El producto se envasa en botellas de 60 cc y 100 cc con una cantidad de 1.000, 2.000 o 4.000 ácaros depredadores mezclados con vermiculita. Este es un producto compatible con muchos de los agroquímicos convencionales, lo que lo hace un producto rentable.

 

Esta alternativa de control de plagas basadas en tecnológicas verdes libres de químicos, incrementa la demanda de flores provenientes de la región en el mercado internacional.

 

PROYECTO CAMPO COLOMBIA

La compañía Campo Colombia busca mediante este proyecto hacer uso sostenible de las abejas nativas colombianas llamadas científicamente Tetragonisca angustula o “Angelita” y de la especie Melipona sp., para la obtención de mieles a las que se les atribuye propiedades en nutrición y salud humana. Estas abejas se caracterizan por no tener un aguijón como tal, por lo tanto no hay riesgo de ser picado por alguna de ellas, a diferencia de las abejas Apis mellifera que corresponden a aquella especie común que tiene aguijón.

El proyecto de Compañía Campo Colombia desde sus inicios contó con cinco ejes centrales: El primero, encontrar una reproducción rápida y económica de las abejas. La segunda, realizar nidos de material de fácil acceso para los campesinos. La tercera, evaluar su posible beneficio en sistemas de producción cafeteros (incluida la polinización). El cuarto investigar sobre un posible producto desinfectante a base de propóleo. Y el quinto, desarrollar el diseño de un producto a base de miel de la especie Melipona sp.

La reproducción de abejas es la introducción de abejas reinas (T. angustula) de forma artificial por el método in vitro. Este proceso es pionero en Colombia con una eficiencia del 17%. Es más rápido que la reproducción natural, ya que mientras en ésta se obtienen 2 hijas al año, a través del método in vitro se consigue de 4 a 5 hijas en un tiempo de 6 meses, generando así mejores resultados.

Para la construcción de colmenas se evaluaron dos materiales (guadua y madera) en tres variables (peso, temperatura y humedad relativa internos). De acuerdo con los análisis estadísticos y microbiológicos de la miel extraída en cada uno de estos materiales, se determinó que las colmenas de guadua presentan efectividad bioclimática, productiva y menor fluctuación, lo que favorece el desarrollo de las mismas; además es un material a disposición de los campesinos.

Con el diseño en guadua propuesto por la Compañía Campo Colombia, Las abejas “Angelita” (Tetragonisca angustula) hacen sus nidos en el centro de la guadua y la miel se va expandiendo hacia los costados, lo que facilita la extracción de la miel para no maltratar a las abejas. 

Se realizaron ensayos exploratorios de polinización en café con tres especies de abejas (Scaptotrigona sp, Apis mellifera, T. angustula), en el cual el uso de la abeja angelita (T. angustula) se ajustó al modelo experimental, y mostro una mejora en algunos parámetros productivos del cultivo, en comparación a los demás tratamientos.

Se realizó la revisión de costo-beneficio del montaje de un meliponario en una finca cafetera con 8 colmenas (seis de abeja T. angustula y dos de abeja Scaptotrigona sp), después de 8 meses de instaladas las colmenas, se evidencio que la producción de miel esta entre 4.8 y 5.6 litros con rentabilidad de ventas del 81%.

En el desarrollo del proyecto, Compañía Campo Colombia logró capacitar a más de una docena de caficultores sobre la producción con estas abejas, y los beneficios indirectos en cuanto a la polinización de sus cultivos.

Producto

Se realizó un análisis sobre la presentación del producto (miel de abejas Meliponas) en tres tipos de materiales (plástico, vidrio y cerámica), aunque todos tienen las mismas características y cumplen con los estándares de producción definidos, el envase de vidrio fue el que arrojo mejor aceptación por parte de los consumidores. Así mismo, mediante pruebas afectivas se estableció que la miel debía estar sin fermentar.

El producto de este proyecto se llama “Alazana”, miel de abejas meliponas sin fermentar, envasada en frasco de vidrio y en una caja de madera, producido por las familias caficultoras de la región (Región del Tequendama – Cundinamarca)

Por último se demostró que los extractos etanólicos de propóleos de abejas del género Melipona spp y T. angustula se pueden utilizar como desinfectante naturales en alimentos como lo son frutas y verduras, resaltando el potencial que tiene este subproducto de la meliponicultura.

En conclusión el proyecto ha impactado positivamente a la región de del Tequendama – Cundinamarca, demostrando un amplio conocimiento del tema, ya que se ha consolidado una línea de trabajo en la región con un protocolo para la obtención de reinas in vitro, aspecto que mejoró la obtención de colmenas para el montaje de meliponarios. Adicionalmente se evidencio los beneficios que trae la polinización de abejas en los cultivos de café, y que esto genera una actividad secundaria que es la producción de miel ya sea para consumo o para la venta.

 

El proyecto abre la posibilidad de llegar a cerca de 37.000 familias caficultoras y de otro tipo de cultivos del departamento, generando así a futuro un nuevo sector productivo que aprovecha la riqueza biológica del país, y especialmente de Cundinamarca por sus condiciones ecológicas privilegiadas, lo cual diversifica el aparato productivo del sector agropecuario, además de ser una actividad que puede ser fácilmente implementada por mujeres, niños y jóvenes.

 

 

PROYECTO DE FUNCAHUM

 “Mejoramiento de las técnicas de cultivo de cebolla bulbo en pequeños productores organizados en el municipio De Choachí, Cundinamarca”.

Este proyecto de investigación busca mejorar las  técnicas de cultivo de cebolla bulbo (de nombre científico  Allium cepa)  en Choachí, Cundinamarca,  generando un paquete tecnológico particular para el manejo del cultivo en la zona, que reduzca la contaminación ambiental, mejore la calidad del producto, reduzca los costos de producción, aumente productividad y por ende incremente los márgenes de rentabilidad de los productores, rompiendo la estacionalidad de la cosecha de la cebolla por las adversas condiciones climáticas, al sembrar fuera de las épocas tradicionales venciendo las barreras fitosanitarias. Paralelo a ello, como eslabón de gran importancia, se busca generar un protocolo de formación y transferencia tecnológica para los productores de Choachí, con mayor grado de efectividad, que tenga en cuenta su cultura base y promueva sensibilización, identidad, compromiso y determinación para la adopción adecuada de los cambios tecnológicos en producción

A través de FUNCAHUM se busca investigar el manejo agronómico adecuado según las condiciones agroecológicas, por medio de herramientas disponibles y asequibles para el campesino, y así lograr una cebolla bulbo de excelente calidad que pueda competir en el mercado. El desarrollo del proceso se basa en investigación participativa, partiendo del conocimiento tradicional y empírico de los productores y del conocimiento técnico del equipo de investigadores para generar nuevo conocimiento tecnológico.

Inicialmente se construyó el semillero y preparación del terreno en que se incluía determinar las condiciones agroecológicas óptimas requeridas para el cultivo de cebolla bulbo, con la recopilación de información contemplada en el EOT y en el plan de desarrollo municipal. Se realizaron pronósticos del tiempo semanal y reconocimiento de los 10 terrenos escogidos para este proyecto, con labores de labranza, irrigación, manejo de plagas y enfermedades. La siembra de cebolla de bulbo (variedades aquarius y sirius), se realizó uniforme y teniendo en cuenta los estudios de velocidad y dirección del viento para que no se perdiera el material.

A partir de análisis físico químico y microbiológico del suelo se innovaron en las prácticas agrícolas usadas localmente con la aplicación de insumos que mejoraron la estructura del suelo y permitieron tener mayores rendimientos y calidad en la producción, insumos como tierra de diatomeas, trichodermas, Caldos microbianos, sulfocálcico y bordeles, aplicación dosificada de cal, abonos orgánicos, usó de herbicidas de baja toxicidad (faena, Goal 2EC), manejo de cebos tóxicos.  El caldo Microbiano fue aplicado a los abonos orgánicos para acelerar la transformación de los materiales lo que aporta nutrientes, está compuesto por claras de huevo, azúcar, harina, yogurt, levadura, suero de leche, sal y agua; el caldo sulfocálcico fue usado para tratar problemas fitosanitarios y tiene características de fungicida e  insecticida, está compuesto por azufre, cal y agua; y por último el  caldo bordeles que controló enfermedades ocasionadas por hongos, compuesto por cal, sulfato de cobre y agua  natural y limpia.

Este proyecto mejoro el proceso de producción empleando semillas certificadas, nuevos insumos agrícolas para el manejo del suelo a partir de los estudios realizados, siendo efectivo dado a la gran cantidad y diversidad de microorganismos benéficos que se generaron, y en el balance de la nutrición de la planta y su defensa contra los fitopatógenos.

Así mismo, se implementaron estrategias de transferencia de tecnología como la permanente participación de los actores principales “productores” (objeto de impacto social), en la toma de decisiones durante los encuentros interactivos de formación (encuentros que involucraron productores de cebolla bulbo de Choachí organizados en la asociación “Ecoagro del Oriente”, profesionales competentes, proveedores de insumos de la zona, comercializadores y alcaldía municipal), la formación teórico-práctico de 10 productores Desarrolladores de conocimiento rural, y la ejecución de asambleas de productores de cebolla bulbo del municipio denominadas Asambleas Rurales de Conocimiento lideradas por los 10 productores,  quienes en sus términos transferían el conocimiento a sus pares. De esta forma, se logró el empoderamiento y la transferencia tecnológica continua entre pares en el municipio de Choachí.

En conclusión se generó la cosecha de cebolla de bulbo con el cumplimiento de calidades y valor nutricional óptimas para el consumo humano; con la aplicación de las buenas prácticas de este proyecto se pasó de 80 bultos/libra de semilla a 134 bultos/libra de semilla y con diámetros ecuatoriales superiores a 90mm y pesos de 855 gramos en las dos especies (aquarius y sirius).

Se creó un paquete tecnológico para el mejoramiento de las técnicas de cultivo de cebolla bulbo en el municipio de Choachi – Cundinamarca, mediante los encuentros de formación de los productores y actores participantes, en la que se analizan los sucesos, intercambio de experiencias, información técnica y productiva, colección y análisis de datos.

 

La participación de los productores en el municipio de Choachi en el desarrollo de la investigación aplicada se convirtió en una herramienta de suma importancia, dado a la apropiación y al compromiso de replicarlo en la zona, se evidencio la receptividad de los productores al cambio tecnológico, quedando 10 productores formados como equipo de desarrolladores del conocimiento rural de este paquete tecnológico.

 

 SENA – CENTRO DE DESARROLLO AGROINDUSTRIAL Y EMPRESARIAL VILLETA - CUNDINAMARCA

Diversificación de la agroindustria panelera en la producción de mieles invertidas”

Guayabal de Síquima – Cundinamarca

 

 

La producción de panela en Colombia es la segunda agroindustria de la cual dependen más de 350.000 personas, es decir el 12% de la población rural, la agroindustria panelera se enfrenta a nuevas tecnologías e innovación de nuevos productos.

El SENA  CDAE Villeta, mediante este proyecto diversifico la agroindustria panelera en la producción de mieles invertidas estabilizadas por métodos enzimáticos, mediante la apropiación del proceso de producción a las condiciones de los trapiches paneleros de la Asociación de productores de panela – Agrosíquima en el municipio de Guayabal de Síquima, poblado por pequeños productores de panela, con el objetivo de ofrecer nuevos productos.

La producción de miel se ha venido  realizando de  forma tradicional en los trapiches paneleros desde hace tiempo,  con un componente bajo en calidad, trasmitiéndose el conocimiento de generación tras generación. Las mieles fabricadas empíricamente o de forma artesanal presentan cristalización de la sacarosa cuando las concentraciones de azúcares son altas y fermentación cuando las concentraciones de azúcares son bajas, haciendo que el producto tenga algunas fallas. Con el proceso de hidrolisis enzimática que se plantea en éste proyecto, se está aplicando métodos y formas  para mejorar la calidad y  así estabilizar el producto. La caña de azúcar presenta tallos con altos contenidos de azucares entre 18 y
22 °brix en su punto óptimo de maduración, y es usado para la producción de azucares dependiendo el proceso agroindustrial que se someta   

La primera y segunda fase del proyecto fue la estandarización de las mieles invertidas por medio de pruebas de laboratorio, en el cual se definió que para la producción de miles invertidas es necesario pH 4,5, temperatura de 50 ° C, concentración inicial del jugo 55 °Brix, enzima de 1 g/kg de azúcar y tiempo de  reposo de 12 horas.

En la tercera y cuarta fase del proyecto se estableció un diagrama de procesos para realizar la trasferencia de conocimiento y trasferencia tecnológica a los productores de la Asociación Agrosíquima, para la fabricación de mieles invertidas o productos a base de miel invertida como los es granolas, mieles saborizadas, mieles puras.

En este proceso de trasferencia de conocimiento se entregaron 10 cajas didácticas, compuestas por un refractómetro, termómetro, bandas de pH, balanza digital, elementos que son utilizados en el proceso de elaboración de miles invertidas. 

El resultado de este proyecto evidencio que para tratamiento de 55 °Brix inicial de jugo y concentración de enzima de 1°, se obtienen miles con 100% de inversión, estas mieles son traslucidas y no presentan separación de fases después de 1 mes de almacenamiento.

Productos:

A partir de las mieles invertidas se desarrollaron productos de mieles concentradas y saborizadas (Frutos rojos, limonaria, maracuyá y limón), para ser utilizados en la preparación de bebidas frías y calientes, además este producto conserva los nutrientes de la panela y es considerada un alimento por la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura)

 

El municipio de Guayabal de Síquima cuenta en la actualidad con 48 trapiches paneleros distribuidos en las veredas de Torres, Trinidad y Manoa,  que producen alrededor de 20.000 kilogramos de panela mensuales, y que se encuentran interesados en continuar realizando las actividades del proyecto para incursionar en el mercado del sector con los diferentes productos que se evidenciaron en el desarrollo del proyecto.

 

Compartir