Revista XXVI No. 2 de 2019

CTI y la industria 4.0

CTI y la industria 4.0

Fotografía: Sara Victoria Pons Coll.

Coordinadores de la línea temática: Alberto Aparicio, Kennicher Arias y Alida María Acosta.

 

Modelo Traslacional para el Control de Enfermedades Crónicas
Por:Juan Manuel Anaya
Perfil CvLAC: https://tinyurl.com/wx9yel9

La medicina personalizada es un concepto en evolución (ej., personalizada, individualizada, de precisión) que utiliza toda la información de un individuo, incluyendo biomarcadores, para establecer algoritmos de estimación del riesgo de enfermedad y desenlaces. Un enfoque humanizado de la medicina personalizada ofrecerá la posibilidad de utilizar la biología de sistemas en el marco de la medicina traslacional, el modelo que permite poner en práctica los descubrimientos de la investigación con el fin de perfeccionar diagnósticos, tratamientos y prevención de las enfermedades humanas.

En este sentido, proponemos la aplicación del modelo 5P (Población, Predicción, Prevención, Personalización y Participación) para el control de enfermedades crónicas, teniendo como estudio piloto a las enfermedades autoinmunes (EAI). El modelo 5P individualiza la atención médica y se aleja de la medicina tradicional, que ubica a las personas en un mismo nivel, estableciendo una atención generalizada, sin tener en cuenta los factores individuales de cada una. Las EAI son crónicas e incurables, y su prevalencia y costos en Colombia están entre los más altos del mundo; por lo tanto, representan un importante reto en salud. A pesar de que estas enfermedades difieran fenotípicamente y tengan criterios diagnósticos distintos, los mecanismos que las originan son compartidos.

La teoría que estudia estos mecanismos comunes de las EAI la hemos denominado tautología autoinmune. La implementación del modelo traslacional se basa en un estudio poblacional mediante una cohorte prospectiva nacional y el uso de herramientas de biología molecular, inmunología, bioinformática y estadística, internet de las cosas e inteligencia artificial. El modelo también incluye programas educativos y de capacitación junto con sistemas de vigilancia digital participativa. La aplicación de este modelo fortalecerá las capacidades científicas y médicas del país. Al conocer la población, esta se podrá estratificar en función del riesgo. Así, las campañas de salud y el gasto público se priorizarán de acuerdo al conocimiento mismo de dicha población en general, y de cada persona en particular. El modelo podrá ser aplicado a otras enfermedades crónicas.

 

¿Cómo desmitificar, alcanzar consensos y generar políticas de estado alrededor de las industrias 4.0?
Por: Armando Guío Español
Twitter: @armandoguio

Carlos Ríos Ocampo
Google académico: https://tinyurl.com/qoa7se9
LinkedIn: https://tinyurl.com/t5hga9x

César Uribe
Información académica: https://cauribe.mit.edu/

Entender las tecnologías involucradas en las industrias 4.0 y sus implicaciones sociales, legales, políticas, etc., es una tarea compleja para expertos en políticas públicas que requiere conocer, interactuar, y proponer direccionamientos estratégicos. Una de las dificultades es la falta de información depurada, accesible y clara sobre los alcances, capacidades y limitaciones sobre estas nuevas tecnologías (nanotecnología, inteligencia artificial, tecnologías cuánticas, big data, biotecnología, etc.). A esto se une la mitificación, en especial por su relación cultural con ideas que por años fueron parte de la ciencia ficción.

Por ejemplo, la inteligencia artificial es un término difícil de definir e implica particularidades técnicas que requieren un análisis cuidadoso. Problemas complejos como la discriminación dentro de sistemas algorítmicos requiere precaución, ya que no basta con corregir los datos utilizados sino un esfuerzo mayor en entender que son los sesgos algorítmicos y sus implicaciones.

Estos son solo algunos de los elementos que los reguladores deben considerar al proponer reglas que puedan impactar estas tecnologías. Además, la realidad de las Industrias 4.0 demuestra que todavía estamos en un estado inicial y por ende la regulación puede tener efectos profundos en el desarrollo de estas industrias.

Por todo lo anterior, consideramos que ante las Industrias 4.0 es necesario un nuevo modelo de gobernanza de la política pública basado en la colaboración entre los distintos sectores involucrados y la evaluación coordinada de estas políticas, todo producto de consensos. Solo esto permitirá la alienación de los objetivos entre distintos sectores y la creación en Colombia de una Política de Estado para las Industrias 4.0.

En esta ponencia, proponemos un modelo específico basado en el diseño de un Consejo Asesor para las Industrias 4.0. Como elemento innovador, este Consejo debería tener una etapa inicial de formación/educación en el que cada sector tenga la posibilidad de informar a otros sectores sobre su realidad, necesidades y conocimiento específico que todos deben tener en cuenta. Esto permitirá también disminuir las asimetrías de información existen entre los sectores involucrados. Así mismo, esta etapa de formación es un elemento generador de confianza y que puede disminuir posibles prejuicios entre sectores.

Uno de los elementos esenciales de esta propuesta, y que lo diferencia de otros Consejos Asesores, es el rol que tendría en la creación de métricas para analizar el impacto de las Industrias 4.0 más allá de modelos tradicionales basados en el análisis de resultados a partir de cifras. Estás métricas le permitirían al país entender los alcances, los riesgos y las oportunidades específicas que estas tecnologías conllevan. De esta forma, podremos construir una regulación que se ajuste a nuestras necesidades y una política pública incluyente en la que se motive la colaboración y el consenso. Esto entonces se convierte en el epicentro de la creación de una Política de Estado que hemos señalado.

Esperamos poder compartir esta idea con la comunidad científica colombiana y las experiencias que hemos conocido alrededor del mundo al respecto.

 

Blockchain en Colombia: Normatividad y política para el desarrollo de proyectos en democratización
Por: Diana Rojas Torres
Perfil CvLAC: https://tinyurl.com/s789hgy
 

Gabriela Forero
Juan Felipe Aranguren

Este artículo describe una serie de proyectos que involucran el uso de tecnología Blockchain en actividades como votaciones y elecciones en Colombia. El desarrollo de la industria Blockchain en el país depende en gran medida del entorno normativo y de políticas las cuales se describen en este documento. En Colombia se han realizado más proyectos de validación de procesos de votación utilizando Blockchain que otro tipo de proyectos, lo que demuestra el compromiso y credibilidad en esta tecnología a nivel de gobierno.

La industria Blockchain en Colombia se divide en dos mercados; el primero relacionado al uso de criptomonedas, su regulación e implementación como alternativa de economía descentralizada; y el segundo, el que hace referencia a la implementación de proyectos de intermediación que es la principal característica de esta tecnología y la cual está cambiando de manera disruptiva los modelos de negocio.

Blockchain se ha aplicado en democracia por distintas organizaciones que buscan la transparencia en las votaciones; una de las organizaciones activistas en este sector es democracy.earth que es un movimiento en torno a una aplicación móvil de democracia anticorrupción entre pares basada en Blockchain. En la actualidad, Democracy Earth Foundation, establecida en 2015 y respaldada por los aceleradores Silicon Valley Y Combinator y Fast Forward, es un equipo de desarrolladores y hacktivistas repartidos por todo el mundo trabajando hacia la misma visión; buscar en la tecnología Blockchain el aliado para incrementar la participación ciudadana en votaciones, la endogamia polarizada y la desconfianza en las instituciones gubernamentales (Democracy.earth, 2019).

Sin embargo, la tecnología ha ido mejorando conforme a sus pruebas, de acuerdo con Rojas-Torres (Rojas, 2018), la estrategia digital de Colombia para la votación en el plebiscito de refrendación de los acuerdos paz con las FARC en 2016, “plebiscito digital”, muestra uno de los diferentes usos en términos electorales que se puede dar el Blockchain. “Plebiscito digital” fue una iniciativa de la fundación Democracy Earth para que ciudadanos colombianos en el exterior pudiesen votar simbólicamente en el plebiscito.

Adicionalmente, el experimento llevó más allá el voto de “si” o “no” probando la democracia líquida con la posibilidad de que cada votante pudiese elegir “sí” o “no” en cada subtema del acuerdo de paz (Ooijen, 2017). Algunas de las fallas que encontró el experimento fueron: falta de madurez en el soporte del sistema de Blockchain, acceso y habilidades del usuario, barreras regulatorias sobre jurisdicción de datos personales, resistencia de líderes políticos y resistencia cultural en las organizaciones públicas. Los resultados de estos dos estudios son aún inconclusos, pero sientan un precedente en la digitalización, contabilidad y transparencia de lo que pueden llegar a ser unas elecciones reguladas mediante tecnología Blockchain.

Blockchain desempeñaría un papel fundamental para garantizar la transparencia de los procesos de contratación estatal, si fuera posible hacer su implementación, sin embargo, las instituciones públicas no tienen planeado esto debido al desconocimiento de la tecnología y la falta de capacidades en términos de conocimiento que permitan su desarrollo y sobretodo articulación con otras entidades.

 

Industry 4.0: From policy to practice
Por: Jose Montes
Información académica: http://uqam.academia.edu/JoseMontes

Industry 4.0 (I4.0) is a relatively recent concept that has gained relevance in the public and private sector in the past six years. It promises to transform the manufacturing industry as we know it by employing data-driven, automation and cloud computing technologies to optimize, control and track production in real time. While the concept is being widely used by government officials, scholars and industrials, there still is confusion about what Industry 4.0 is. Moreover, it tends to be mistaken with different concepts such as Industrial Internet (II) and Cyber Physical Systems (CPS). This paper offers a portrait of the I4.0 and describes its main dimensions. By implementing some elements of netnography and systematic literature review we focus on current I4.0 initiatives that have gone beyond public policy instruments.

 

Panóptico digital de la gestión de riesgos en el tratamiento de datos personales
Por: Lucero Galvis Cano
Perfil CvLAC: https://tinyurl.com/qmvx73t

La vigilancia en la sociedad disciplinaria y de control a la luz del método panóptico de Jeremy Bentham y su engranaje con el ecosistema digital y de “transparencia” del siglo XXI de Zigmund Bauman y Byung Chul Han incorporan la protección al derecho a la privacidad de la información personal, en escenarios de pluralismo tecnológico e informacional donde se requiere de la gobernanza integral de los datos por parte de los diferentes operadores y organizaciones privadas y públicas.

Así como de políticas de privacidad a través de Internet dirigidas a todas los ciudadanos de forma incluyente y como herramienta de interacción social y de desarrollo humano económico y político en el marco de una economía globalizada.

El derecho y la tecnología como imperativos categóricos van de la mano en constante autopoíesis, evolución y transformación que permite, el surgimiento de una neodemocracia caracterizada por una nueva y paradójica forma de libertad individual y crecimiento de la sociedad humana que se identifica con la formación de grandes masas de la era del big data, y un vasto horizonte de nuevos circuitos de información y de energía intelectual.

El progreso tecnológico para Frosini, como padre de la informática jurídica, plantea su postulado en el humanismo tecnológico una reconstrucción sistemática de dimensiones diferentes en la humanidad que se refleja en el ámbito jurídico, social y económico. El carácter vertical, impositivo del control ahora se convierte en un escenario horizontal medido por la interacción inmediata entre administradores y administrados, y el estado se convierte en un actor principal del avance de la humanidad con dignidad, garante de la primacía de los derechos fundamentales tales como la protección de la intimidad, la libertad y la protección de sus datos personales, a pesar de que hoy vivimos en un panóptico digital. (Revista electrónica italiana, 2007, No. 2)

En la actualidad, Colombia como estado social de derecho, reviste de algunos mecanismos jurídicos de seguridad y vigilancia de sus ciudadanos pero insuficientes frente a la era tecnológica, donde existe el big data en plataformas online que permite su individualización, identificación y perfilación y que gracias al inadecuado uso de los servicios digitales se pone en riesgo la vida privada de las personas sin ningún control eficaz, en vista de la idea tradicional de la arquitectura panoptista de control para asegurar la paz del territorio, donde los sujetos van perdiendo su intimidad y su libertad al interés de la información y la seguridad, mutación que debe ser analizada desde cada marco jurídico de protección.

La responsabilidad proactiva de la gestión del big data involucra al sector industrial, que realice un adecuado tratamiento de la información de los consumidores, comunidad en general en un ambiente digital confiable, autorregulado con parámetros y políticas de privacidad por diseño y por defecto, códigos de conductas y rendición de cuentas en una sociedad de la transparencia que proteja los derechos humanos.

Compartir